Public Release:  La aculturación influye la cesación del fumar en los hombres latinos

University of Texas M. D. Anderson Cancer Center

Los indicadores del éxito son el tiempo pasado en los Estados Unidos y la preferencia por el inglés

Esta comunicado está disponible en inglés.

HOUSTON ― Los hombres latinos que están mas adaptados a la cultura estadounidense tienen más probabilidades de dejar de fumar que sus contrapartes menos aculturados, según lo indica la investigación realizada por científicos en The University of Texas M. D. Anderson Cancer Center publicada en el número de diciembre de Cancer Epidemiology, Biomarkers and Prevention, que tiene un énfasis especial en el tabaco.

Los investigadores descubrieron que la aculturación no tiene efecto en la posibilidad de que las latinas dejen de fumar. El estudio de 271 fumadores latinos que llamaron a la línea en español para dejar de fumar Quitline examinó la influencia que tiene el sexo de la persona y los indicadores de la aculturación sobre la capacidad de dejar de fumar.

La cantidad de años y la proporción de la vida que ha pasado en los Estados Unidos, junto con la preferencia de mirar las noticias y la televisión en inglés se relacionaron en forma positiva con el dejar de fumar para los hombres.

"Los esfuerzos exitosos para controlar el tabaco deben enfatizar el alcance a los latinos y a otros grupos desfavorecidos quienes tienen mayores dificultades para dejar y menor acceso a tratamientos farmacológicos o de comportamiento," dijo la autora principal Yessenia Castro, Ph.D., una "fellow" post-doctoral en el Department of Health Disparities Research del M. D. Anderson. "Nuestros hallazgos indican que la concientización para dejar de fumar en los latinos también debe tener en cuenta los fumadores masculinos que han vivido en los Estados Unidos durante un período corto de tiempo y que prefieren el idioma español."

Si bien los investigadores descubrieron importantes predictores de la cesación del fumar relacionados con la aculturación, Castro dice que la adaptación cultural probablemente afecta el fumar en forma indirecta al influir sobre otras variables importantes, como el nivel de estrés, apoyo social, sentimientos de competencia y depresión.

"Es sumamente importante para nosotros comprender los mecanismos mediante los cuales la aculturación afecta el fumar," dijo Castro. "El tratamiento puede y debe centrarse sobre estas variables." Castro, el autor senior David Wetter, Ph.D., profesor y presidente de Health Disparities, y sus colegas están concentrándose en este asunto mediante un estudio de cohorte a largo plazo de fumadores de origen mexicano.

"El avance de los conocimientos en estas áreas puede ayudar a identificar los objetivos para tratamiento, mejorar las intervenciones actuales para dejar de fumar y, finalmente, ayudar en la eliminación de las disparidades de la salud originadas por el fumar en los latinos," dijo Castro. "Esta información se puede usar para guiar los esfuerzos para el control de tabaco y las campañas en los medios de comunicación."

Estudios anteriores habían demostrado que la aculturación y el sexo influyen la prevalencia del fumar en los latinos pero se sabía muy poco sobre sus efectos sobre la cesación del fumar.

Castro y sus colegas inicialmente examinaron seis factores de aculturación: años en los Estados Unidos, proporción de la vida vivida en los Estados Unidos, estado como inmigrante/no inmigrante, idioma que se habla en la casa, idioma que se habla en el trabajo e idioma preferido para los medios de comunicación. De estos, únicamente el idioma hablado en la casa y en el trabajo no fue significativo. Los datos indicaron diferencias por sexo en las cuatro áreas restantes.

Los análisis de seguimiento indicaron que la aculturación no impactó a las mujeres y efectos significativos para los hombres en los años y proporción de vida vivida en los Estados Unidos, así como también la preferencia por el idioma inglés en los medios de comunicación.

Por ejemplo, los hombres que han estado en este país hasta un máximo de cinco años tuvieron un índice de abstinencia de 20 por ciento en el seguimiento realizado a los tres meses después de participar en el programa Quitline. En cambio, más del 35 por ciento de hombres que han estado en los Estados Unidos durante 23 a 76 años se abstuvieron de fumar.

Aquellos que prefieren ver las noticias y el entretenimiento principalmente o exclusivamente en el idioma inglés, tuvieron un 48 por ciento de índice de abstinencia después de tres meses, mientras que el 20 por ciento de los que prefieren el español seguían sin fumar.

###

La investigación fue subvencionada por una beca del National Center on Minority Health and Health Disparities.

Los co-autores con Castro y Wetter son Lorraine Reitzel, Ph.D, Michael Businelle, Ph.D., Darla Kendzor, Ph.D., y Carlos Mazas, Ph.D., todos del Department of Health Disparities Research; Yisheng Li, Ph.D., del Department of Biostatistics del M. D. Anderson, y Ludmila Cofta-Woerpel, Ph.D., del Department of Behavioral Science del M. D. Anderson y el Cancer Information Service del National Cancer Institute.

Acerca del M. D. Anderson

El University of Texas M. D. Anderson Cancer Center en Houston está calificado como uno de los centros mas respetados del mundo concentrado en la atención al paciente, investigación, educación y prevención del cáncer. El M. D. Anderson es uno de los únicos 40 centros integrales de cáncer así designados por el National Cancer Institute. Durante seis de los últimos ocho años, incluyendo el 2009, el M. D. Anderson ha sido calificado número 1 en la atención de cáncer en "America's Best Hospitals," una encuesta publicada anualmente en U.S. News & World Report.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.