[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 23-Jun-2010
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Oihane Lakar
o.lakar@elhuyar.com
34-943-363-040
Elhuyar Fundazioa

Asegurar la dosis óptima de braquiterapia el mismo día del implante puede predecir el control del cáncer de próstata

Esta comunicado está disponible en inglés.

Asegurar la dosis de radiación óptima el mismo día del implante de la braquiterapia en el tratamiento de cáncer de próstata logra controlar la enfermedad en cerca del 95% de los casos. Así lo apunta un estudio realizado en la Clínica Universidad de Navarra que ha sido publicado en el último número de Brachytherapy, revista de la Sociedad Americana de Braquiterapia.

Como se sabe, la braquiterapia es un tratamiento radioterápico que consiste en la colocación de fuentes radiactivas dentro del tumor o próximas a éste.

Esta investigación ha analizado, entre 2000 y 2006, los casos de 220 pacientes que padecían cáncer de próstata de bajo riesgo y que han sido tratados con braquiterapia de semillas de yodo 125. Los investigadores han tratado de averiguar qué parámetros influyen en la curación de estos pacientes. En el caso del cáncer de próstata es necesario un periodo de observación largo para obtener resultados, "porque es una enfermedad que puede presentar recaídas más allá de los 5 años tras el tratamiento", señala el doctor Rafael Martínez-Monge, director del Departamento de Oncología Radioterápica de la Clínica.

Veinte puntos porcentuales de diferencia en el riesgo de recaída

Así, el estudio ha demostrado que la dosis de radiación administrada mediante la braquiterapia influye en la supervivencia de los pacientes. Han encontrado un parámetro fiable. Han visto que los pacientes que el día de la implantación de la braquiterapia tienen una dosis proyectada inferior a 147 Gy (el gray -Gy- es la unidad que mide la dosis de radiación) presentan un riesgo de recaída mayor que aquellos en los que ésta es de 147 Gy o superior. En concreto, se logra controlar la enfermedad en el 94,4% de los pacientes que tenían un nivel de implante óptimo, frente al 75,5% de aquellos casos en los que la dosis era inferior a 147 Gy. Son casi veinte puntos porcentuales de diferencia y un implante adecuado supone la curación en el 95% de los casos.

Además, otro aspecto original de la investigación ha consistido en realizar el estudio del cálculo de la dosis de radiación el mismo día del implante. La recomendación internacional propone que dicho cálculo se haga 30 días después, porque la colocación de las semillas radiactivas produce una inflamación de la próstata que puede distorsionar el cálculo, inflamación que desaparece al mes en un alto porcentaje de casos. "Sin embargo, en la Clínica queremos saber el mismo día del implante si la dosis es adecuada para, en caso contrario, poder hacer una corrección en ese mismo momento, tanto para asegurar la eficacia del tratamiento como para evitar un posterior desplazamiento al paciente" , apunta el doctor Martínez-Monge.

###


[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]