[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 23-Feb-2012
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science

Lo más destacado del ejemplar de Science del 24 de febrero

Colapso de Civilización Maya Coincidió con Modesta Sequía: La caída de la civilización Maya Clásica en la Península de Yucatán y en América Central estuvo acompañada de un reducción de aproximadamente 40 por ciento en la precipitación anual, según un nuevo estudio. Investigadores han sospechado durante mucho tiempo que la lenta decadencia de los Mayas, la cual tomó alrededor de 200 años, involucró periodos de sequía. Pero, hasta ahora, nadie sabía de cuánta lluvia se habían perdido los Mayas antes de que su sociedad se desintegrara completamente. Martín Medina-Elizalde y Eelco Rohling combinaron los cuatro registros conocidos más detallados del colapso de la civilización –tres de lagos cercanos y uno de una estalagmita- y descubrieron que la precipitación en la región decreció episódicamente por periodos de hasta una década en momentos dados. Los investigadores sugieren que este decrecimiento total de 40 por ciento en precipitación anual durante el colapso Maya se debió a menos y más débiles tormentas de verano en esa parte del mundo. Y dado que 40 por ciento es una reducción significativa pero no extrema en precipitación, estos hallazgos destacan la sensibilidad de la Península de Yucatán y América Central a las condiciones de sequía (como las proyectadas por algunos modelos climáticos actuales).

Artículo #12: "Collapse of Classic Maya Civilization Related to Modest Reduction in Precipitation," por M. Medina-Elizalde; E.J. Rohling de University of Southampton en Southampton, Reino Unido.


Virus H5N1 Más Frecuente, Menos Letal que lo que se Pensaba: Al parecer, es posible que más gente ha sido infectada con el virus H5N1 que lo que ha sido reportado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según nueva investigación. En un Brevium, Taia Wang y colegas dicen que infecciones ligeras o subclínicas no serán marcadas por los estrictos criterios de la OMS para confirmar infección con H5N1. Los investigadores también sugieren que la tasa de fatalidad actual de 50 a 90 por ciento, la cual está basada en criterios de la OMS, está probablemente sobre-estimada. Para llegar a dichas conclusiones, Wang y colegas llevaron a cabo un meta-análisis de 20 estudios previos que evaluaron el suero sanguíneo de más de 14,000 pacientes alrededor del mundo. Ellos estimaron que en algún punto entre uno y dos por ciento de todos aquellos participantes en el estudio de hecho tuvieron evidencia en su suero sanguíneo de una infección previa con H5N1. Los investigadores apuntan que la gente que tiene una limitada cantidad de anticuerpos contra el H5N1en su suero sanguíneo a menudo reportan no tener historial de síntomas tipo influenza. Y a la luz de sus hallazgos, ellos sugieren que los criterios de la OMS para la infección con H5N1no incluyen a la mayoría de las infecciones; sólo los pocos casos hospitalizados selectos que son muy probablemente severos y reflejan pobres resultados. Los investigadores argumentan que un enfoque estandarizado a gran escala es requerido para determinar la verdadera tasa de infección humana con el H5N1 – y la verdadera tasa de mortandad del virus.

Artículo #20: "Seroevidence for H5N1 Influenza Virus Infections in Humans: A Meta-Analysis," por T.T. Wang; M.K. Parides; P. Palese de Mount Sinai School of Medicine en Nueva York, NY.


Échale la Culpa a la Lluvia: Cuando cae una gota de lluvia, su movimiento a través del aire a su alrededor produce fricción. Los investigadores ahora han estimado cuánta energía de la atmósfera remueve el arrastre de estas gotas cayendo, y resulta que son un mayor componente del presupuesto de energía total de la atmósfera. Utilizando información de satélites, Olivier Pauluis y Juliana Dias calcularon que la energía quinética se disipa de la atmósfera a una tasa promedio de 1.8 watts por metro cuadrado entre 30 grados de latitud sur y 30 grados norte como resultado de la fricción inducida por la precipitación. Esta disipación de energía es de la misma magnitud que aquella que se debe a la turbulencia atmosférica. De esta manera, si la cantidad de lluvia aumenta, lo cual se espera que suceda debido al calentamiento global, dicho incremento podría fácilmente debilitar la circulación atmosférica. En un Perspective relacionado, Dargan Frierson, dice que se requerirá más investigación para determinar qué tan probable es realmente esta posibilidad, pero él anota que el ciclo hidrológico es uno de los aspectos del sistema climático que está cambiando más rápidamente con el calentamiento global.

Artículo #11: "Satellite Estimates of Precipitation-Induced Dissipation in the Atmosphere," por O. Pauluis de New York University en Nueva York, NY; J. Dias de Earth System Research Laboratory (ESRL) en Boulder, CO; J. Dias de National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) en Boulder, CO.

Artículo #3: "Frictional Dissipation—Blame It on the Rain," por D.M.W. Frierson de University of Washington en Seattle, WA.


Los Geladas Hembra Abortan Cuando un Nuevo Macho se Instala: Las hembras de los monos gelada salvajes ponen fin a sus embarazos cuando un nuevo macho se hace cargo del grupo, reportan investigadores. Los geladas viven en grupos que consisten de múltiples hembras y un macho, y cuando un nuevo macho desbanca a uno viejo, con frecuencia mata a cualquier cría engendrada por su predecesor. El interrumpir su embarazo ahorra a las hembras el tener que invertir energía en dar a luz y amamantar a un infante "sentenciado". Los investigadores han observado este tan llamado "Efecto Bruce" en roedores en cautiverio, pero si esto ocurre naturalmente ha sido poco claro. Elia Roberts y colegas estudiaron una población de geladas salvajes en el Parque Nacional de los Montes Simien en Etiopía. Ellos recolectaron información demográfica, examinando los patrones de nacimientos vivos en relación con las tomas de poder de los machos. Ellos también recolectaron datos hormonales, de heces recolectadas en el campo, para identificar hembras embarazadas y determinar cuando habían concebido. Los resultados mostraron que los geladas hembras ponen fin a 80 por ciento de embarazos en las semanas después de que un macho dominante es reemplazado. Las hembras que terminan su embarazo después de que un nuevo macho toma el poder se embarazan de nuevo más rápidamente que aquellas que dan a luz, sugiriendo que la terminación de un embarazo ofrece beneficios de salud física para las hembras cuyas crías estarían de otra manera susceptibles a infanticidio.

Artículo #22: "A Bruce Effect in Wild Geladas," by E.K. Roberts; A. Lu; T.J. Bergman; J.C. Beehner de University of Michigan en Ann Arbor, MI; A. Lu de New York Consortium of Evolutionary Primatology en Nueva York, NY.

###



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.