[ Back to EurekAlert! ]

PUBLIC RELEASE DATE:
9-Feb-2012

[ | E-mail ] Share Share

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science
@AAAS_News

Lo más destacado del ejemplar de Science del 10 de febrero

Fármaco Contrarresta Efectos de Alzheimer en Ratones: Un fármaco aprobado por la FDA (por sus siglas en inglés), llamado bexarotena contrarresta varios de los efectos de la enfermedad de Alzheimer en modelos de ratón, reportan investigadores. La acumulación de fragmentos de proteína llamados beta- amiloide es una característica clave de la enfermedad; el cerebro de todos produce beta-amiloide, pero en los individuos sanos, las enzimas desglosan los fragmentos, con ayuda de una proteína llamada ApoE. Paige Cramer y colegas sabían que la bexarotena activa una proteína que ayuda a encender el gen de ApoE, y ellos formaron la hipótesis de que el fármaco podría de ese modo mejorar el despeje de beta-amiloide en el cerebro. Ellos dieron el fármaco a ratones diseñados para tener una condición tipo Alzheimer y observaron que los niveles de fragmentos de la proteína en los cerebros de los ratones disminuyeron sustancialmente tras unos cuantos días. Los ratones también mostraron mejoramiento en su desempeño cognitivo, social y olfatorio. La bexarotena, también conocida como Targretin, es usada actualmente para tratar una forma de cáncer de piel y tiene un perfil de seguridad favorable, anotan los autores. El fármaco activa al receptor nuclear proteínico conocido como RXR, el cual liga a uno de otros dos receptores nucleares, el PPAR y LXR. Estos pares receptores entonces activan la transcripción del gen de ApoE.

Artículo #14: "ApoE-directed Therapeutics Rapidly Clear β-amyloid and Reverse Deficits in AD Mouse Models," por P.E. Cramer; D.W. Wesson; C.Y.D. Lee; J.C. Karlo; A.E. Zinn; Brad T. Casali; G.E. E. Landreth de Case Western Reserve University School of Medicine en Cleveland, OH; J.R. Cirrito; J.L. Restivo; W.D. Goebel de Washington University School of Medicine en St. Louis, MO; D.W. Wesson; D.A. Wilson de Nathan Kline Institute for Psychiatric Research en Orangeburg, NY; D.W. Wesson; D.A. Wilson de New York University School of Medicine en Orangeburg, NY; M.J. James; K.R. Brunden de University of Pennsylvania en Filadelfia, PA.


¿Qué le Pasó a las Selvas Tropicales de África?: Hace 3,000 años, algunas de las selvas tropicales de África Central fueron abruptamente reemplazadas por sabanas, y durante años, la mayoría de los investigadores ha culpado al cambio climático con la transición. Pero, un nuevo estudio sugiere que el cambio climático por sí mismo no podría haber producido un cambio tan dramático - y que los humanos deben también haber jugado un papel en la transición. Germain Bayon y colegas analizaron un núcleo de sedimento marino de la boca del Río Congo y descubrieron que, hace alrededor de 3,000 años, el sedimento ahí había estado bajo la influencia de fuerte erosión química. Esta mayor descomposición basada en química de rocas y minerales en el área coincidió con la llegada de campesinos hablantes de Bantú provenientes de la región que ahora es Camerún y Nigeria. Las tribus Bantú trajeron con ellos tecnologías agrícola y de fundición de hierro a la región, y Bayon y colegas ahora sugieren que estos granjeros primitivos también tuvieron probablemente un impacto en las selvas tropicales centro-africanas. Según estos investigadores, los Bantú intensificaron el uso de la tierra y facilitaron el proceso de la erosión conforme talaron árboles para crear tierra arable para la agricultura y fundidoras de hierro hace 3,000 años. Dichas acciones, junto con el cambio climático, probablemente resultaron en el declive de las selvas tropicales en esa región del mundo, dicen los investigadores.

Artículo #18: "Intensifying Weathering and Land-Use in Iron Age Central Africa," por G. Bayon; B. Dennielou; J. Etoubleau; E. Ponzevera; S. Toucanne; S. Bermell en IFREMER en Plouzané, Francia.


Nuevo Componente Cerebral en la Formación de Recuerdos en Drosophila: En las moscas de la fruta, las neuronas críticas para el almacenaje de la memoria de largo plazo residen en una parte distinta del cerebro que en donde la memoria es de hecho almacenada, reportan investigadores. Nuestros recuerdos son ricos y vibrantes inmediatamente después de una experiencia, pero comienzan a desvanecerse con el tiempo. Sin embargo, típicamente nosotros recordamos los detalles importantes, gracias a un proceso llamado consolidación de la memoria. En varias especies, incluyendo a los mamíferos, se ha mostrado que la consolidación de la memoria depende de la producción de nuevas proteínas por parte de las neuronas. Sin embargo, este proceso no ha sido visualizado en ningún sistema experimental hasta ahora. Se ha creído desde hace mucho tiempo que en las moscas de la fruta, esta producción de proteínas se llevó a cabo en estructuras cerebrales llamadas los cuerpos hongo, los cuales son usualmente considerados el lugar de aprendizaje por asociación y de formación de recuerdos en insectos. Utilizando proteínas fluorescentes para observar la expresión del gen controlando la síntesis de la proteína, Chun-Chao Chen y colegas en Taiwán y Estados Unidos ahora reportan que las nuevas proteínas son producidas por dos neuronas dorsal-anterior laterales en el cerebro de la mosca de la fruta - no por neuronas en los cuerpos hongo. En un Perspective relacionado, Josh Dubnau dice que este hallazgo cambia la manera en que los investigadores piensan sobre el proceso de consolidación de la memoria.

Artículo #7: "Visualizing Long-Term Memory Formation in Two Neurons of the Drosophila Brain," por "C.-C. Chen; J.-K. Wu; H.-W. Lin; T.-P. Pai; C.-L. Wu; A.-S. Chiang" de National Tsing Hua University en Hsinchu, Taiwán; T.-F. Fu de National Chi Nan University en Nantou, Taiwán; T. Tully de Dart Neuroscience, LLC en San Diego, CA; A.-S. Chiang de Academia Sinica en Taipei, Taiwán; A.-S. Chiang de University of California, San Diego en La Jolla, CA.

Artículo #3: "Ode to the Mushroom Bodies," por J. Dubnau de Cold Spring Harbor Laboratory en Cold Spring Harbor, NY.


Bordes Superficiales Proveen Pistas para un Catalizador Verde: Un nuevo estudio explora los bordes moleculares del bisulfuro de molibdeno, un catalizador industrial de uso generalizado que potencialmente podría ser utilizado para dividir el agua, generando grandes cantidades de gas hidrógeno a partir de agua. La división del agua es un paso clave en la producción de hidrógeno barato para combustible de hidrógeno. Los científicos no están seguros de por qué el catalizador trabaja tan bien, pero parece ser más activo en los bordes de la superficie molecular, que contiene grupos de bisulfuro. Aquí, Hemamala Karunadasa y colegas desarrollaron un complejo molecular modelando uno de estos lugares del borde, el cual contiene una unidad triangular de moléculas de molibdeno y sulfuro apoyadas por cinco aros de piridina atados, anillos de carbono, hidrógeno y nitrógeno. Ellos muestran que la molécula de su modelo fue capaz de generar hidrógeno a partir de agua, aún cuando fue aplicado a agua marina crudamente filtrada. Los resultados sugieren que la química del borde superficial del bisulfuro de molibdeno es responsable de la excelente habilidad de la molécula para dividir el agua.

Artículo #10: "A Molecular MoS2 Edge Site Mimic for Catalytic Hydrogen Generation," por H.I. Karunadasa; E. Montalvo; Y. Sun; M. Majda; J.R. Long; C.J. Chang de University of California en Berkeley, CA; H.I. Karunadasa; Y. Sun; J.R. Long; C.J. Chang de Lawrence Berkeley National Laboratory en Berkeley, CA; C.J. Chang de Howard Hughes Medical Institute en Berkeley, CA.

###



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.