Public Release:  Lo más destacado del ejemplar de Science del 9 de marzo

American Association for the Advancement of Science

Ostentosas Plumas del Microraptor: Las plumas del dinosaurio Microraptor podrían haber sido de un color negro iridiscente, sugieren nuevos hallazgos. En aves modernas, los colores de las plumas iridiscentes son producidas por un despliegue de "melanosomas", los cuales son orgánulos conteniendo el obscuro pigmento de melanina. Quanguo Li y colegas en China y Estados Unidos compararon melanosomas fosilizados del dinosaurio paraviano Microraptor con aquellos hallados en pájaros modernos. (Los dinosaurios paravianos componen un subgrupo de los terópodos bípedos e incluyen el linaje aviario). En las plumas fósiles y en las modernas, iridiscentes, los melanosomas eran particularmente angostos y alargados. También estaban organizadas en una orientación de punta a punta, tipo sábana. Estas características indican que al menos algunas de las plumas del Microraptor eran negras e iridiscentes, concluyen los autores. Ellos anotan además que las plumas fósiles incluyen una serie de largas plumas de cola que podrían haber tenido un propósito ornamental o de señalización para atraer parejas. Li y colegas especulan que la coloración iridiscente podría haber ayudad en este sentido, volviendo a las plumas de la cola aún más llamativas.

Artículo #13: "Reconstruction of Microraptor and the Evolution of Iridescent Plumage," por Q. Li; Q. Meng de Beijing Museum of Natural History en Beijing, China; K.-Q. Gao de Peking University en Beijing, China; J.A. Clarke; J. Vinther de University of Texas at Austin en Austin, TX; M.D. Shawkey; L. D'Alba de University of Akron en Akron, OH; R. Pei; M. Ellison; M.A. Norell de American Museum of Natural History en Nueva York, NY; J. Vinther de Yale University en New Haven, CT.


Antiguo Impacto Podría Explicar las Peculiaridades Magnéticas de la Luna: Un asteroide gigante que chocó con la Luna hace mucho tiempo, creando el cráter de impacto más grande en el sistema solar, podría explicar los campos magnéticos sorprendentemente fuertes que emanan de la corteza lunar, dicen investigadores. Estas anomalías magnéticas en la Luna fueron primero descubiertas por las misiones Apolo en los 1960s, pero los científicos han tenido dificultad en explicarlas dado que las rocas lunares generalmente no contienen mucho hierro metálico, volviéndolas pobres registradores de rúbricas magnéticas. Ahora, Mark Wieczorek y colegas han llevado a cabo detalladas simulaciones computarizadas de eventos mayores de impacto lunar, como el que causó el cráter más antiguo y más grande en el sistema solar, conocido como la cuenca Aitken- del Polo Sur. Según sus simulaciones, la distribución de materiales proyectiles a partir del impacto del asteroide podría explicar la vasta mayoría de las anomalías magnéticas de la Luna si esos proyectiles fueron magnetizados por un antiguo campo magnético lunar. Tal campo magnético podría haber sido energizado por la rotación diferencial entre la corteza de la Luna y su manto a principios de la historia de la Luna, como explica un artículo Perspective de Gareth Collins.

Artículo #12: "An Impactor Origin for Lunar Magnetic Anomalies," por M.A. Wieczorek de Université Paris Diderot en Saint-Maur des Fossés, Francia; B.P. Weiss de Massachusetts Institute of Technology en Cambridge, MA; S.T. Stewart de Harvard University en Cambridge, MA.

Artículo #3: "Moonstruck Magnetism," por G.S. Collins de Imperial College London en Londres, Reino Unido.


Genes de Abeja Mielífera Ligados a Comportamientos Audaces: ¿Por qué los humanos actúan en las maneras en que lo hacemos? Curiosamente, un nuevo estudio de abejas mielíferas podría ayudar a entender la complicada genética que explica nuestros deseos de buscar nuevas experiencias. Zhengzheng Liang y colegas observaron más de cerca el comportamiento de exploración de las abejas mielíferas e identificaron diferencias específicas en la expresión de genes entre las abejas, dependiendo de su comportamiento. Aparentemente, algunas abejas mielíferas buscan tanto alimento como nuevos sitios para hacer nido mientras que otras abejas no llevan a cabo ninguna exploración. En un gran recinto exterior protegido*** (vigilado), los investigadores reacomodaron las fuentes de alimento de las abejas y observaron cuales abejas decidieron salir y explorar en busca de más comida. Liang y colegas luego compararon la expresión genética cerebral de las abejas aventureras con la de aquellas que se quedaron cerca de sus nidos. Según los investigadores, las abejas exploradoras que salieron en busca de nuevas locaciones y fuentes de alimento desplegaron dramáticas diferencias relacionadas con los niveles de señalización de catecolaminas, glutamata y GABA, en comparación con otras abejas forrajeras. Al tratar a las abejas con octopamina y glutamata, los investigadores descubrieron que podrían incrementar el comportamiento explorador de los insectos. Por otra parte, cuando las abejas fueron tratadas con un bloqueador de dopamina ellas parecieron disminuir su comportamiento explorador. Liang y los investigadores sugieren que estos mecanismos genéticos de exploración en especies de vertebrados, incluyendo a los humanos. Estudios futuros podrían ayudar a investigadores a entender exactamente cómo dicho comportamiento evolucionó a través de varias especies y linajes.

Artículo #14: "Molecular Determinants of Scouting Behavior in Honeybees," por Z.S. Liang; T. Nguyen; S.L. Rodriguez-Zas; G.E. Robinson de University of Illinois en Urbana-Champaign in Champaign, IL; H.R. Mattila de Wellesley College en Wellesley, MA; T.D. Seeley de Cornell University en Ítaca, NY.


La Mecánica de una Fusión Nuclear: Pese a los peligros potenciales inherentes a la energía nuclear, solo unos cuantos grandes accidentes nucleares han tenido un impacto perjudicial perceptible en la vida humana o el medio ambiente. Sin embargo, el puñado de accidentes nucleares que se han registrado, tales como el de Chernobyl, Ukrania; la Isla de Tres Millas en Estados Unidos; y Fukushima en Japón han tenido consecuencias funestas. Y, de acuerdo con un artículo Review por parte de Peter Burns y colegas, estos también han enseñado bastante sobre los procesos químico y físico que tienen lugar tras un accidente de reactor nuclear. Con el primer aniversario de la fusión de Fukushima acercándose, los autores describen lo que se sabe sucede durante dichos accidentes de fusión del centro nuclear. Por ejemplo, la fusión de la planta energética de Fukushima el año pasado, la cual fue desatada por el terremoto de magnitud 9.0 en Tohoku-oki y el tsunami, liberaron una cantidad desconocida de agua marina radioactiva de vuelta al medio ambiente. Pero, según estos autores, se sabe relativamente poco sobre cómo dicho combustible nuclear reacciona con agua bajo extremas condiciones químicas, de radiación y térmicas. Burns y sus colegas revisan el conocimiento actual de combustible nuclear durante un accidente con la esperanza de que éste informará políticas e inspirará nuevos modelos más precisos.

Artículo #6: "Nuclear Fuel in a Reactor Accident," por P.C. Burns de University of Notre Dame en Notre Dame, IN; R.C. Ewing de University of Michigan en Ann Arbor, MI; A. Navrotsky de University of California, Davis en Davis, CA.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.