[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 5-Apr-2012
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science

Lo más destacado del ejemplar de Science del 6 de abril

¿La Raíz de la Malaria Resistente en el Sureste Asiático?: Investigadores han identificado una región particular en un cromosoma en Plasmodium falciparum – uno de los principales parásitos de la malaria – que ayuda a explicar cómo dichos parásitos en el sureste asiático están desarrollando resistencia a la generación actual de medicamentos con base en artemisinina. Actualmente, las terapias de combinación con base en artemisinina representan la primera trinchera de tratamiento en casi todos los países en donde la malaria se ha vuelto endémica. Pero, una emergente resistencia a estas terapias ha sido recientemente confirmada en Cambodia occidental y Tailandia occidental. Este "retraso en el tratamiento" significa que las terapias con base en artemisinina son más lentas en eliminar los parásitos en el anfitrión en esa región del mundo comparada con otras. Por tanto, Ian Cheeseman y colegas secuenciaron los genomas de 91 parásitos P. falciparum de esos dos países y de Laos, en donde la resistencia a los medicamentos con base en artemisinina más recientes no ha emergido. Tras analizar sus resultados, ellos descubrieron que 33 regiones en el genoma de P. falciparum que parecen estar bajo fuerte selección para la resistencia a artemisinina. Tras observar más de cerca, los investigadores fueron capaces de reducir esta región clave a siete genes específicos en el cromosoma 13 que abarcan 35 pares kilobase. Según Cheeseman y colegas, esta sección particular del cromosoma puede explicar 35 por ciento de la reducción observada en los índices de despeje de P. falciparum en el sureste asiático. Los investigadores también notaron que tres de estos genes en el cromosoma 13 se expresan de manera distinta dependiendo de a qué etapa del ciclo de vida han entrado los parásitos.

Artículo #13: "A Major Genome Region Underlying Artemisinin Resistance in Malaria," por I.H. Cheeseman; S. Nair; S. Nkhoma; S. Al Saai; T.J.C. Anderson de Texas Biomedical Research Institute en San Antonio, TX. Para obtener una lista completa de autores favor de ver el manuscrito.


Más Vale Pájaro en Mano que Cientos Volando – Cómo Decide el Cerebro: Investigadores han detectado una forma de actividad cerebral que apuntala el comportamiento de búsqueda de alimento. Los animales en busca de alimento deben decidir si eligen una opción si se la encuentran o si continúan cazando con la esperanza de que encuentren algo mejor en el camino. Esto difiere de elegir entre opciones que están disponibles al mismo tiempo, lo que se pide a los sujetos prueba que hagan en la mayoría de los estudios sobre toma de decisiones. Nils Kolling y colegas en el Reino Unido diseñaron un experimento en el que voluntarios humanos tomaron decisiones tipo búsqueda de alimento mientras que su actividad cerebral fue monitoreada. Ellos descubrieron que un área llamada la corteza cingulada dorsal anterior provee una señal continua de riqueza ambiental – en otras palabras, rastrea el valor relativo de lo que está "volando" en vez de lo que está "en mano". Este tipo de señal cerebral es vaticinada por teoría de búsqueda de alimento pero no por neuroeconomía o teoría de respuesta a conflicto. Los investigadores también analizaron actividad cerebral en otra región, la corteza prefrontal ventromedial, que se cree también contribuye a la toma de decisiones. Esta región, descubrieron, carece de cualquier señal pertinente para búsqueda de alimento y en cambio refleja el valor de elecciones individuales, bien definidas.

Artículo #14: "Neural Mechanisms of Foraging," por N. Kolling; T.E.J. Behrens; R.B. Mars; M.F.S. Rushworth de University of Oxford en Oxford, Reino Unido.


Reconexión Magnética en la Magnetósfera de Venus: Investigadores han observado reconexión magnética – el proceso responsable de las Luces del Norte en la Tierra – en la magnetósfera de Venus. Estos hallazgos son sorprendentes porque generalmente no se cree que la reconexión ocurre en planetas no magnetizados. En cambio, este proceso ha sido observado en las magnetósferas de planetas con un campo magnético intrínseco, tales como la Tierra, Mercurio, Júpiter y Saturno. Alrededor de estos planetas, el campo magnético desvía las partículas cargadas del viento solar conforme se alejan del Sol. Esta desviación crea una "burbuja" protectora alrededor del planeta, que culmina en una "cola magnética" alargada en el lado de sotavento de la magnetósfera. Pese a no tener un cambio magnético, Venus tiene la cola magnética en su lado de sotavento, como el resultado de la interacción entre la ionósfera del planeta y el viento solar. La reconexión magnética convierte la energía magnética en energía quinésica y ocurre cuando líneas de campo magnético opuestamente dirigidas se rompen y se conectan una con otra. En la Tierra, es responsable de las tormentas magnéticas y eventos aurorales. Usando datos de la nave espacial Venus Express de la Agencia Europea Espacial, Tielong Zhang y un equipo internacional de coautores presentan evidencia de reconexión magnética en la cola magnética Venusina.

Artículo #15: "Magnetic Reconnection in the Near Venusian Magnetotail," por T.L. Zhang; Q.M. Lu; X.K. Dou; S. Wang de University of Science and Technology of China en Hefei, China. Para obtener una lista completa de autores favor de ver el manuscrito.


Una Manera Local de Reparar Cartílago: Una pequeña molécula llamada cartogenina estimula la regeneración de cartílago en ratones, reporta un nuevo estudio. Los hallazgos sugieren que la molécula podría ser una nueva terapia con base en medicamentos para osteoartritis, una enfermedad de degeneración de articulaciones generalizada caracterizada por dolor crónico en las articulaciones y discapacidad. Las células madre mesenquimales, las cuales residen en articulaciones sanas y enfermas, son células madre adultas multipotentes con la habilidad de diferenciar en una variedad de tipos celulares y se sospecha están involucradas en reparación de cartílago. Kristen Johnson y colegas llevaron a cabo un examen químico de células madres mesenquimales y localizaron una pequeña molécula llamada cartogenina ** que aumenta la producción de cartílago mediante convencer a las células madre mesenquimales a transformarse en condrocitos, las células halladas en cartílago. Cuando administrada localmente a ratones con síntomas tipo osteoartritis, la cartogenina desencadenó el desarrollo de cartílago en los animales. La molécula actúa al interrumpir la interacción entre dos proteínas llamadas filamina A y CBF beta, y como resultado, controla la expresión de una familia de proteínas que juegan un papel clave en desarrollo musculoesquelético.

Artículo #17: "A Stem Cell-Based Approach to Cartilage Repair," por K. Johnson; M.S. Tremblay; S. Meeusen; A. Althage; C.Y. Cho de Genomics Institute of the Novartis Research Foundation en San Diego, CA; S. Zhu; M.S. Tremblay; J.N. Payette; J. Wang; L.C. Bouchez; G. G. Schultz de The Scripps Research Institute en La Jolla, CA; X. Wu de Massachusetts General Hospital en Charlestown, MA; X. Wu de Harvard Medical School en Charlestown, MA.

###



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.