[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 9-May-2012
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science

Protegiendo a pacientes con cáncer cerebral de los efectos secundarios de la quimioterapia

La terapia genética podría ayudar a proteger a los pacientes con cáncer cerebral de los efectos dañinos de la quimioterapia, reporta un nuevo estudio. La estrategia debería permitir a los pacientes a recibir dosis más altas, más efectivas de quimioterapia –sin incrementar el riesgo de peligrosas complicaciones como bajo conteo de glóbulos sanguíneos. Una caída en los glóbulos de sangre abre la puerta a infecciones, sangrado excesivo y otras condiciones que fuerzan a varios pacientes a descontinuar la terapia hasta que los conteos de células mejoren. Desafortunadamente, el detener el tratamiento intermitentemente da al cáncer la oportunidad de propagarse y volverse resistente a la quimioterapia. Las células del cáncer cerebral producen en masa una proteína llamada MGMT que las hace resistentes a la quimioterapia, por lo que los doctores usan un segundo fármaco, llamado benzilguanina, para suprimir la MGMT y re-sensibilizar las células tumorosas a la quimioterapia. Desafortunadamente las células de sangre normal y la médula ósea (las cuales no producen MGMT) no pueden lidiar con la combinación de benzilguanina y quimioterapia, por lo que el tratamiento con frecuencia termina dañando células sanas.

Jennifer Adair y colegas diseñaron una forma de darle la vuelta a este problema mediante la modificación genética de las células madre de la médula espinal en un pequeño grupo de pacientes con cáncer. Estos pacientes tenían tumores cerebrales resistentes a la quimioterapia y muy baja probabilidad de supervivencia. Los investigadores insertaron un gen protector llamado PK140 e las células madre de los huesos de los pacientes. PK140 está diseñada para proteger a las células de daño por parte de los fármacos comunes en quimioterapia como la temozolomida.

Después de un trasplante de médula espinal, los pacientes recibieron altas dosis de quimioterapia. Los pacientes fueron capaces de tolerar mejor dosis más altas tras el trasplante de células madre, en comparación con pacientes que habían recibido el mismo tipo de quimioterapia pero sin las células madre de la médula espinal genéticamente modificadas. Lo que es más, los pacientes de trasplante sobrevivieron más tiempo que lo vaticinado, sin efectos secundarios negativos de las células alteradas. Los resultados preparan el camino para el desarrollo de terapias dirigidas a superar la resistencia a la quimioterapia y a mejorar la supervivencia en pacientes con cáncer cerebral.

###

Artículo: "Extended Survival of Glioblastoma Patients After Chemoprotective HSC Gene Therapy," por J.E. Adair; B.C. Beard; H. Kiem de Fred Hutchinson Cancer Research Center en Seattle, WA; B.C. Beard; J.K. Rockhill; D.L. Silbergeld; M. Mrugala; H. Kiem de University of Washington en Seattle, WA; G.D. Trobridge de Washington State University en Pullman WA; T. Neff de Dana Farber/Children's Hospital Cancer Center en Boston, MA; T. Neff de Harvard Medical School en Boston, MA.



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.