[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 23-Aug-2012
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science

Lo más destacado del ejemplar de Science del 24 de agosto

Turquía es la Fuente de las Lenguas Indo-Europeas: Las lenguas indo-europeas primero emergieron en en Turquía de la época moderna, y se propagaron alrededor del mundo junto con la agricultura, sugiere un nuevo estudio. Los hallazgos apoyan uno de dos altamente debatidos escenarios sobre los orígenes de esta familia de lenguaje. La familia de lenguas indo-europeas es una de las más grandes en el mundo e incluye los lenguajes Celta, Germánico, Itálico, Balto-Eslavo e Indo-Iraní. Algunos investigadores han propuesto que Anatolia fue la fuente de esta familia de lenguajes, comenzando hace 8,000 a 9,500 años. La otra hipótesis ubica el origen al norte del Mar Caspio, en las estepas rusas, en donde primero fue diseminado por una población de jinetes, semi-nómada, conocidos como el Kurgan, empezando hace unos 6,000 años. Para poner a prueba estos dos escenarios, Remco Bouckaret y colegas adaptaron un método estadístico utilizado por biólogos evolucionistas para entender cómo las especies –por ejemplo, el virus de la influenza—están relacionadas en un árbol genealógico, con base en similitudes y diferencias en su ADN. En vez de comparar especies, los autores compararon los lenguajes indo-europeos, y en vez de ADN, observaron cognados compartidos, los cuales son palabras que tienen un origen común, tales como "mother", "matter" y "madre". Los autores utilizaron el árbol genealógico, junto con información sobre las ubicaciones hoy en día de los lenguajes en su estudio, para inferir la ubicación y la edad de los orígenes de la familia. Los resultados son consistentes con el escenario Anatoliano, reportan los investigadores.

Artículo #15: "Mapping the Origins and Expansion of the Indo-European Language Family," por R. Bouckaert; S.J. Greenhill; A.J. Drummond; R.D. Gray; Q.D. Atkinson de University of Auckland en Auckland, Nueva Zelanda ; P. Lemey at KU Leuven en Leuven, Bélgica; M. Dunn de Max Planck Institute for Psycholinguistics en Nijmegen, Holanda; M. Dunn de Radboud University Nijmegen en Nijmegen, Holanda; A.V. Alekseyenko en New York University en Nueva York, NY; M.A. Suchard de University of California, Los Angeles en Los Angeles, CA; Q.D. Atkinson de University of Oxford en Oxford, Reino Unido.


En la Microbiota Intestinal, Pistas para la Enfermedad Inflamatoria Intestinal: En humanos sanos, una barrera mucosa intestinal existe a fin de que miles de millones de bacterias viviendo en nuestros intestinos puedan coexistir pacíficamente con nuestro sistema inmunitario. El sistema inmunológico intestinal está rigurosamente regulado para tolerar estas bacterias. Sin embargo, las infecciones intestinales pueden traspasar ese muro mucoso, exponiendo el sistema inmunológico para un mayor número de bacterias comensales. Analizando las infecciones de Toxoplasma gondii en ratones, Timothy Hand y colegas muestran que cuando esta barrera mucosa se rompe, el sistema inmunológico ya no puede diferenciar los organismos comensales de las bacterias patogénicas y por tanto responde a ambas. El equipo de investigación analizó infecciones de Toxoplasma gondii en ratones y descubrió que además de las respuestas de las células inmunológicas montadas específicamente contra T. gondii, una respuesta de células T específica a las bacterias comensales también es provocada. Además, estas células inmunes forman células de memoria de vida larga. Los hallazgos sugieren que si la barrera mucosa es desregulada tras una infección, las células T específicas de las comensales podrían causar serio daño potencialmente y podrían impulsar la enfermedad inflamatoria intestinal.

Artículo #22: "Acute Gastrointestinal Infection Induces Long-Lived Microbiota-Specific T Cell Responses," por T.W. Hand; L.M. Dos Santos; N. Bouladoux; M.J. Molloy; Y. Belkaid de National Institute of Allergy and Infectious Disease, NIH en Bethesda, MD; L.M. Dos Santos de Universidade Federal de Minas Gerais en Minas Gerais, Brasil; A.J. Pagán; M. Pepper de University of Minnesota en Minneapolis, MN; M. Pepper de University of Washington en Seattle, WA; C.L. Maynard; C.O. Elson, III de University of Alabama-Birmingham en Birmingham, AL.


Enana Blanca y Gigante Roja Son Un Par Explosivo: Los astrónomos han creído generalmente que las brillantes explosiones estelares conocidas como supernovas tipo 1a eran las explosiones termonucleares de estrellas enanas blancas fijadas en un sistema binario con otra estrella. Sin embargo, los detalles de las estrellas acompañantes de las enanas blancas habían sido poco precisos hasta ahora. Utilizando datos espectrales de alta resolución del Observatorio Keck en Hawaii, Benjamin Dilday y colegas muestran que la supernova PTF 1 1kx surgió de un sistema binario consistiendo de una enana blanca y una estrella gigante roja. Ellos sugieren que materia de la acompañante gigante roja fue transferida a la enana blanca, resultando en disturbios termonucleares en la superficie de la enana antes de su eventual explosión. Su estudio arroja luz sobre las condiciones y eventos que producen dicho tipo de supernovas tipo 1 a, y sus resultados dejan claro que varios senderos pueden conducir a las detonaciones estelares. Dilday y sus colegas fueron capaces de observar el entorno circunestelar que rodea a la PTF 11kx con fino detalle, notando que las eyecciones de las supernovas sólo reaccionaron débilmente con los materiales circunestelares 59 días después de la explosión. A la luz de sus hallazgos, los investigadores dicen que las supernovas tipo 1a exhiben una amplia gama de interacciones con los entornos circunestelares que les rodean.

Artículo #11: "PTF 11kx: A Type Ia Supernova with a Symbiotic Nova Progenitor," por B. Dilday; D.A. Howell; J.T. Parrent de Las Cumbres Observatory Global Telescope Network en Goleta, CA. Para obtener una lista completa de autores favor de ver el manuscrito.


Fármaco Contra el Cáncer Aprende de un Caso Atípico: La secuenciación del genoma de tumores ha revelado la base molecular de la respuesta inesperada y dramática de un paciente a un fármaco experimental contra el cáncer, reportan investigadores en un Brevium. Los hallazgos muestran que el aplicar análisis genómicos modernos a pacientes con resultados clínicos raros pero interesantes puede proveer información importante que podría en última instancia ayudar a un grupo de pacientes más amplio. La variabilidad en respuestas de pacientes a nuevos fármacos es desde hace mucho tiempo un problema en oncología, y los fármacos que no operan en la mayoría de los pacientes son con frecuencia abandonados aún cuando el fármaco es profundamente efectivo en un pequeño subconjunto de pacientes. Gopa Iyer y colegas estudiaron el genoma del tumor de un paciente con cáncer de vejiga metastático, quien había mostrado una respuesta completa y de larga duración a everolimus, un fármaco dirigido a una proteína de señalización conocida como mTORC1. Ellos identificaron mutaciones en TSC1, un gen que había estado asociado anteriormente con dependencia de mTORC1, y secuenciaron este gen en cánceres de vejiga adicionales. Las mutaciones en el gen TSC1 estuvieron asociados con una mejor respuesta a everolimus. Análisis del estado de la mutación en TSC1 en el cáncer de vejiga podría entonces ayudar a identificar pacientes que muy probablemente responderían al fármaco.

Artículo #21: "Genome Sequencing Identifies a Basis for Everolimus Sensitivity," por G. Iyer; A.J. Hanrahan; M.I. Milowsky; H. Al-Ahmadie; S.N. Scott; M. Janakiraman; M. Pirun; C. Sander; N.D. Socci; I. Ostrovnaya; A. Viale; A. Heguy; L. Peng; T.A. Chan; B. Bochner; D.F. Bajorin; M.F. Berger; B.S. Taylor; D.B. Solit de Memorial Sloan-Kettering Cancer Center en Nueva York, NY; G. Iyer; M.I. Milowsky; D.F. Bajorin; D.B. Solit de Weill Medical College of Cornell University en Nueva York, NY; B.S. Taylor de University of California, San Francisco en San Francisco, CA.

###



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.