Public Release:  Lo más destacado del ejemplar de Science del 17 de agosto

American Association for the Advancement of Science

Biología Influye la Sentencia de Jueces: Invocar evidencia científica sobre los factores biológicos que contribuyen a la enfermedad mental de un acusado hace a los jueces ligeramente más indulgentes en sus decisiones de sentencia, reporta un nuevo estudio. Entender las conclusiones a las que la gente tiende a llegar a partir de diferentes tipos de evidencia biológica podría ser importante para estudios futuros en campos como las leyes, salud y medicina. Lisa Aspinwall y colegas encuestaron a 181 jueces de tribunales. A todos los participantes se les pidió evaluar sentencias para el mismo caso hipotético (basado indirectamente en el caso verdadero de Mobley v. State), el cual involucró a un asesino psicópata convicto quien famosamente buscó pruebas genéticas para la enfermedad mental como parte de su defensa. Cuando a los jueces se les dio información adicional sobre las causas biológicas de la psicopatía, ellos tendieron a reducir la sentencia de 14 años a aproximadamente 13 años. Todos los jueces suministraron detallados argumentos por escrito que incorporaron los factores biológicos que habían escuchado. Los resultados sugieren que ofrecer evidencia biológica para un comportamiento disfuncional podría provocar posiblemente que un juez impusiera una sentencia más ligera que lo promedio sobre un acusado con base en que la biología innata aminoró la responsabilidad personal de las acciones de él o ella. Sin embargo, los autores alertan que es difícil llegar a amplias conclusiones a partir de este estudio particular, dado que los resultados no son aplicables a otros tipos de enfermedad mental o a otros crímenes. Además la amplia variación entre estados sobre el dictado de sentencia sugiere que no se puede llegar a generalizaciones prácticas sin mayor investigación.

Artículo #7: "The Double-Edged Sword: Does Biomechanism Increase or Decrease Judges' Sentencing of Psychopaths?" por L.G. Aspinwall; T.R. Brown; J. Tabery de University of Utah en Salt Lake City, UT.


Nuestro Sol Constantemente Achatado: La forma del Sol es más constante que lo que los investigadores habían creído anteriormente, según un nuevo reporte por parte de Jeffrey Kuhn y colegas. Hasta ahora, los astrónomos habían presumido que la forma del Sol cambiaba con su ciclo solar de 11 años, lo que es dictado por el número y la ubicación de las manchas solares en su superficie. Pero, usando datos del Observatorio de Dinámica Solar de NASA, estos investigadores midieron la forma solar sobre un periodo de dos años, durante el cual el Sol evolucionó de un mínimo de actividad de manchas solares a un máximo. Contrario a sus expectativas, Kuhn y los otros investigadores descubrieron que la forma achatada del Sol - con un ancho diámetro ecuatorial y una distancia más corta entre los polos - es sorprendentemente estable y casi completamente no afectado por el ciclo de manchas solares vistas en su superficie. Encima de eso, la forma achatada del Sol es menos pronunciada que lo que la teoría había vaticinado, dicen ellos. Tomados en su conjunto, estos hallazgos arrojan nueva luz en la estructura interna del Sol.

Artículo #12: "The Precise Solar Shape and its Variability," por J.R. Kuhn; I.F. Scholl de University of Hawaii en Pukalani, HI; R. Bush de Stanford University en Stanford, CA; M. Emilio de Universidade Estadual de Ponta Grossa en Parana, Brasil.


Robot Flexible Puede Cambiar Colores: Investigadores han desarrollado un robot suave, flexible que puede cambiar colores para integrarse o sobresalir en su entorno. Dichos artefactos podrían ser útiles para investigación sobre comportamiento animal u otras actividades utilizando máquinas que se supone no deben ser notadas. El robot es una máquina de goma, con cuatro extremidades, enhebrada con varios canales diminutos y atados a un sistema de control. Forzando aire a través de los canales le hace "caminar". Stephen Morin y colegas ahora han añadido un componente cambiador de color al robot, utilizando una capa separada de microcanales a través de los cuales una variedad de tintes pueden ser bombeados. El artefacto puede así camuflarse a sí mismo, como lo hace un pulpo, o señalar su presencia como una luciérnaga. Las temperaturas de estos tintes pueden ser modificadas, por lo que el artefacto puede también cambiar de color en el espectro infrarrojo. Este aspecto de la tecnología también estuvo inspirado por la naturaleza; algunas víboras, por ejemplo, pueden sentir luz infrarroja usando órganos especializados. Los autores proponen que en el futuro, máquinas con cuerpos más grandes o robots, que pueden portar fuentes de energía y surtidores, permitirán operación autónoma.

Artículo #5: "Camouflage and Display for Soft Machines," por S.A. Morin; R.F. Shepherd; S.W. Kwok; A.A. Stokes; A. Nemiroski; G.M. Whitesides de Harvard University en Cambridge, MA.


Leyendo y Escribiendo un Libro con ADN: El hecho que el ADN contiene las instrucciones genéticas completas para desarrollar y criar un organismo vivo no es una gran sorpresa: está dentro de los medios más densos y estables conocidos por almacenar información. Ahora, en un Artículo Brevium, los investigadores describen cómo utilizaron ADN para codificar un libro de 5.27 megabits y técnicas de secuenciación de ADN de siguiente generación para leerlo. A la luz de sus resultados, George Church y colegas sugieren que el ADN puede almacenar información digital a densidades más altas que otros medios digitales, tales como memoria flash u holografía cuántica. Ellos explican que el ADN fue primero utilizado para almacenar mensajes en 1998, pero hasta ahora, la mayor cantidad de datos codificada por el ácido nucléico era de tan solo 7,920 bits. Y dado que Church y otros investigadores dejaron ese récord rezagado al almacenar un libro codificado en html, incluyendo53,426 palabras, 11 imágenes jpg y un programa JavaScript, ellos sugieren que el ADN está volviéndose un medio de almacenamiento digital cada vez más viable - especialmente ahora que la información digital está acumulándose a un ritmo increíble, poniendo a prueba las habilidades de los científicos para almacenarla y archivarla.

Artículo #13: "Next-Generation Digital Information Storage in DNA," por G.M. Church; S. Kosuri de Harvard Medical School en Boston, MA; G.M. Church; S. Kosuri de Wyss Institute for Biologically Inspired Engineering en Boston, MA; Y. Gao de Johns Hopkins University en Baltimore, MD.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.