Public Release:  Lo más destacado del ejemplar de Science del 5 de octubre

American Association for the Advancement of Science

Óvulos de Ratón Funcionales Hechos a Partir de Células Madre: Investigadores japoneses han convertido células madre de ratón en células germinales que dan origen a óvulos en ratones vivos. Estos óvulos luego produjeron crías viables vía fertilización in vitro. Esta investigación, la cual refleja el trabajo ya hecho con esperma, podría abrir la puerta a un mejor conocimiento de las células germinales femeninas y proveer nuevas pistas para tratar ciertas formas de infertilidad humana. Mitinori Saitou y colegas comenzaron con dos tipos de células madre de ratón hembra: células madre embrionarias (ECs), las cuales provienen de embriones en etapas tempranas y tienen el potencial de desarrollarse en cualquier tipo de tejido embrionario, y células madre plenipotenciarias inducidas (iPCs, por sus siglas en inglés), lo que resulta cuando las células somáticas adultas son persuadidas para entrar en un estado pluripotencial. Los investigadores experimentaron con unos cuantos genes en las células, volviéndolas células en gran medida como las células germinales primordiales. Luego ellos cultivaron las células con células gonadales de ratones hembra, creando un "ovario reconstituido", el cual fue entonces trasplantado al ovario o riñón de un ratón. Ahí, las células procedieron a madurar en ovocitos adultos. Cuando los investigadores aislaron estos ovocitos maduros y los usaron en IVF, estos produjeron ratones fértiles, demostrando que las ECs e iPCs de ratón pueden ser utilizadas para generar ovocitos completamente funcionales.

Artículo #24: "Offspring from Oocytes Derived from in vitro Primordial Germ Cell-like Cells in Mice," por K. Hayashi; S. Ogushi; K. Kurimoto; S. Shimamoto; H. Ohta; M. Saitou de Kyoto University en Kioto, Japón; K. Hayashi; K. Kurimoto; H. Ohta; M. Saitou de Japan Science and Technology Agency (JST) en Kioto, Japón.


Una Estrella de Corto Periodo Orbitando un Masivo Agujero Negro: En el centro de nuestra galaxia yace un agujero negro cuatro millones de veces más masivo que el Sol. Utilizando datos del Observatorio de Keck, los científicos han detectado una estrella, llamada S0-102. La estrella orbita el agujero negro en un periodo de 11.5 años -el periodo más corto descubierto hasta la fecha. La previa portadora del récord fue la estrella S0-2, descubierta a principios de los 90s, que orbita alrededor del agujero negro cada 16 años. Los hallazgos podrían ayudar a los físicos poner a prueba la teoría de la relatividad general de Einstein, la cual predice cómo la gravedad deforma el espacio y el tiempo. Durante los últimos 17 años, Leo Meyer y colegas han estado buscando estrellas con periodos orbitales de menos de 20 años. (Estas estrellas son fuertemente afectadas por el campo gravitacional del agujero negro). El equipo utilizó óptica adaptativa, una técnica que corrige los efectos de la atmósfera en tiempo real, para descubrir a la S0-102. Además de establecer un nuevo récord, la S0-102 abre la puerta para pruebas únicas de la teoría de la relatividad general de Einstein, lo cual no puede hacerse con sólo una estrella. El tango de dos estrellas de corta órbita, S0-2 y S0-102, son necesarias para revelar la verdadera geometría de espacio y tiempo cerca de un agujero negro.

Artículo #12: "The Shortest-Known-Period Star Orbiting Our Galaxy's Supermassive Black Hole," por L. Meyer; A.M. Ghez; S. Yelda; A. Boehle; M. R. Morris; E.E. Becklin de University of California, Los Angeles en Los Angeles, CA; R. Schödel de Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) en Granada, España; J.R. Lu de University of Hawaii en Honolulu, HI; T. Do de University of California, Irvine en Irvine, CA; T. Do de University of Toronto en Toronto, ON, Canadá; K. Matthews de California Institute of Technology en Pasadena, CA.


Los Dientes de Algunos Dinos Rivalizaron con los de los Mamíferos para Masticar Plantas: Los dientes de los dinosaurios hadrosáuridos con pico de pato eran mucho más complejos que los de otros reptiles, rivalizando con los dientes de caballo o bisonte en su capacidad para triturar materia vegetal resistente y fibrosa, dicen investigadores. Los hadrosáuridos fueron los grandes herbívoros dominantes del Cretáceo Tardío en Europa, Asia, y Norteamérica. Con picos anchos como de pato, pastaron cola de caballo, helechos y cubierta vegetal angiosperma primitiva y ramonearon en coníferas. Estas resistentes, plantas ricas en celulosa estaban cubiertas con partículas duras, restregantes de los dientes, y los hadrosáuridos las masticaban con columnas de molares con superficies trituradoras planas similares a aquellas de los dientes de caballos y bisontes. Los dientes trituradores de estos mamíferos son relativamente complejos , con varios tipos diferentes de tejidos, pero los reptiles típicamente poseen dientes simples con solamente dos tipos de tejido: esmalte duro y un material más suave, tipo hueso. Gregory Erickson y colegas analizaron fósiles de dientes de hadrosáurido y muestran que de hecho estaban compuestos por seis tipos de tejido y eran unos de los más complejos de cualquier animal conocido. La distribución de los diferentes tejidos también varió sustancialmente en cada uno de los dientes, exponiendo configuraciones distintas conforme el diente emigró a lo largo de la superficie de masticación. Esto permitió que un diente asumiera diferentes formas y funciones durante sus progresiones, dicen los autores y probablemente contribuyó a la exitosa radiación adaptativa de los hadrosáuridos.

Artículo #15: "Complex Dental Structure and Wear Biomechanics in Hadrosaurid Dinosaurs," por G.M. Erickson de Florida State University en Tallahassee, FL; B.A. Krick; M. Hamilton; W.G. Sawyer de University of Florida en Gainesville, FL; G.R. Bourne de Colorado School of Mines en Golden, CO; M.A. Norell de American Museum of Natural History en Nueva York, NY; E. Lilleodden de Helmholtz-Zentrum Geesthacht en Geesthacht, Alemania.


Enseñanza Basada en Indagación Más Efectiva que las Clases: Propuestas de enseñanza en donde los maestros actúan como facilitadores y los estudiantes participan activamente en el uso de modelos y evidencia son más efectivos que aquéllos en los que los maestros explican ciencia a sus alumnos vía libros de texto y clases, demuestra un nuevo estudio. Donna Ellen Granger y colegas separaron 125 salones de alumnos de cuarto y quinto grado - más de 2,500 estudiantes en total - en dos grupos: uno con aprendizaje basado en indagación e instrucción centrada en el estudiante y el otro con la tradicional instrucción centrada en el maestro. Los salones centrados en estudiantes estudiaron ciencia espacial con un currículum, conocido como las Grandes Exploraciones en Matemáticas y Ciencia, el cual está diseñado para alentar a estudiantes a mejorar su propia comprensión de la ciencia mientras que los salones centrados en los maestros utilizaron los libros de texto adoptados por los distritos. Los investigadores evaluaron ambos grupos antes de que comenzara el currículum, inmediatamente después de que terminó y luego nuevamente cinco meses después de concluido el currículum. Además del rendimiento de los estudiantes , Granger y sus colegas analizaron el conocimiento de ciencia espacial de los maestros, sus actitudes científicas y sus creencias personales sobre enseñanza de ciencia antes y después del currículum. Sus resultados sugieren que la instrucción en los salones centrados en los estudiantes, la cual involucra a los estudiantes en prácticas científicas, es importante para desarrollar estudiantes más científicamente competentes. Los hallazgos de los investigadores también destacan el valor del desarrollo profesional para maestros.

Artículo #17: "The Efficacy of Student-Centered Instruction in Supporting Science Learning," por E.M. Granger; T.H. Bevis; S.A. Southerland; V. Sampson; R.L. Tate de Florida State University en Tallahassee, FL; Y. Saka de Bulent Ecevit University en Eregli Egitim Fakultesi, Turquía.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.