Public Release:  Claves sobre discapacidades cognitivas en bebés prematuros

American Association for the Advancement of Science

Dos nuevos estudios arrojan luz sobre por qué los infantes prematuros desarrollan problemas cognitivos, de aprendizaje y atención con mayor frecuencia que los infantes de término completo.

Stephen Back y colegas examinaron los cerebros de fetos de corderos que sufrieron isquemia, una condición de bajo flujo sanguíneo al cerebro. Falta de flujo sanguíneo significa bajo oxígeno y entrega de nutrientes al tejido cerebral. Los bebés prematuros son altamente susceptibles a isquemia porque los vasos sanguíneos del cerebro en desarrollo son aún muy inmaduros.

Los escaneos MRI (por sus siglas en inglés) y análisis de tejido de los cerebros de los animales revelaron que las neuronas no habían muerto (como se había asumido comúnmente) sino simplemente fracasaron en madurar normalmente. Los hallazgos desafían la noción de que una lesión cerebral en bebés prematuros, y discapacidades cognitivas y de aprendizaje, es permanente. Los resultados, cuando son tomados en su conjunto con datos sobre infantes humanos de un artículo relacionado por parte de Steven Miller y colegas, apoyan la idea de que las neuronas en el cerebro humano prematuro se estresan de algún modo y no se desarrollan, pero no están perdidas permanentemente.

Steven Miller y colegas examinaron 95 bebés prematuros que nacieron después de entre 24 y 32 semanas de gestación. (Un embarazo de término completo es de 40 semanas). Los investigadores llevaron a cabo escaneos MRI en estos infantes y rastrearon su peso, longitud, tamaño de su cabeza y otros factores como la presencia de infecciones o enfermedades serias. Los investigadores descubrieron que el qué tan bien crecen los bebés físicamente durante su estancia en cuidado intensivo neonatal afecta que tan rápido se desarrollan sus cerebros, específicamente la corteza cerebral. Mientras que la información muestra que un pobre crecimiento está ligado a una maduración neuronal y desarrollo cerebral pobres, los investigadores no han podido clarificar el aspecto crítico del crecimiento -podría ser nutrición, falta de enfermedad, peso, o una delicada combinación de estos factores.

Los investigadores planean seguir a los bebés prematuros durante los próximos ocho años y continuar monitoreando el desarrollo cerebral con escaneos MRI. Los estudios plantean la posibilidad de que estimular el crecimiento de un bebé y persuadir a las neuronas de desarrollarse más completamente podría, en teoría, parcialmente prevenir o revertir las discapacidades cognitivas y de aprendizaje experimentadas por varios infantes prematuros más tarde en la vida.

###

Artículo: "Prenatal Cerebral Ischemia Disrupts MRI-Defined Cortical Microstructure Through Disturbances in Neuronal Arborization," por J.M. Dean; E. McClendon; K. Hansen; A. Azimi-Zonooz; K. Chen; A. Riddle; X. Gong; E. Sharifnia; M. Hagen; T. Ahmad; L.A. Leigland; A.R. Hohimer; C.D. Kroenke; S.A. Back de Oregon Health & Science University en Portland, OR; J.M. Dean de University of Auckland en Auckland, Nueva Zelanda.

Artículo: "Slower Postnatal Growth Is Associated with Delayed Cerebral Cortical Maturation in Preterm Newborns," por J. Vinall; R.E. Grunau; R. Brant; V. Chau; K.J. Poskitt; A.R. Synnes; S.P. Miller de University of British Columbia en Vancouver, BC, Canadá; J. Vinall; R.E. Grunau; R. Brant; V. Chau; K.J. Poskitt; A.R. Synnes; S.P. Miller de Child & Family Research Institute en Vancouver, BC, Canadá; R.E. Grunau; V. Chau; A.R. Synnes de BC Children's & Women's Hospitals en Vancouver, BC, Canadá; S.P. Miller de Hospital for Sick Children en Toronto, ON, Canadá; S.P. Miller de University of Toronto en Toronto, ON, Canadá.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.