[ Back to EurekAlert! ]

PUBLIC RELEASE DATE:
7-Feb-2013

[ | E-mail ] Share Share

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science
@AAAS_News

Lo más destacado del ejemplar de Science del 8 de febrero

Dándole una Cara y Edad a Ancestro Mamífero: Una diminuta criatura de cola peluda fue el ancestro más antiguo de los mamíferos de placenta - un grupo que excluye a los marsupios y mamíferos que ponen huevos--y vivió tras la extinción de los dinosaurios no aviarios, sugiere un nuevo estudio. El momento de la evolución y radiación de los mamíferos de placenta y su ancestro común más reciente ha sido materia de debate durante largo tiempo, como explica Anne Yoder en un Perspective relacionado. Primero, evidencia fósil indicó que estos mamíferos emergieron después del evento de extinción Cretáceo-Paleogénico hace alrededor de 66 millones de años. De acuerdo con este "modelo explosivo", los linajes de los mamíferos de placenta emergieron y se diversificaron para llenar nichos ecológicos que quedaron vacantes tras la extinción de los dinosaurios no aviarios y otros grandes reptiles. Comenzando en los 1990s, sin embargo, estudios basados en diversidad genética sugirieron que los linajes de mamíferos eran mucho más antiguos y que su diversificación estaba relacionada con la separación de los continentes antes del fin del Cretáceo. Maureen O'Leary y colegas ahora han analizado miles de características físicas a lo largo de una amplia variedad de especies mamíferas fósiles y vivas. Combinando estos resultados con secuencias moleculares, ellos produjeron un árbol genealógico mostrando que los mamíferos de placenta surgieron después del Cretáceo, lo que es consistente con el "modelo explosivo". Ellos también reconstruyeron los rasgos físicos del ancestro de placenta hipotético, quien muy probablemente comió insectos, careció de especializaciones para tipos específicos de movimiento y pesó entre seis y 245 gramos (aproximadamente menos de media libra).

Artículo #9: "The Placental Mammal Ancestor and the Post-KPg Radiation of Placentals," por M.A. O'Leary; A.L. Cirranello de Stony Brook University en Stony Brook, NY. Para obtener una lista completa de los autores favor de ver el manuscrito.

Artículo #5: "Fossils versus Clocks," por A.D. Yoder de Duke University en Durham, NC.


¿Un Asteroide Coincidente y Extinción?: Un nuevo estudio provee evidencia fresca de que el impacto del asteroide Chicxulub, el cual dejó un cráter gigantesco en México, que coincidió de manera cercana con la extinción masiva de dinosaurios no aviarios. Estudios previos han sugerido que este importante impacto antedató la frontera entre los periodos Cretáceo y Paleógeno -cuando estos dinosaurios desaparecieron del planeta--por hasta 300,000 años. Pero, el nuevo estudio, el cual utilizó técnicas de datación radiométrica de alta precisión para constreñir las edades tanto del impacto del asteroide como la extinción de los dinosaurios, sugiere que ambos eventos ocurrieron tan solo unos 33,000 años uno de otro. Paul Renne y coautores dicen que el ciclo de carbono de la Tierra fue capaz de recuperarse del impacto en menos de 5,000 años, lo que es significativamente más corto que el tiempo de recuperación de las cuencas oceánicas tras disrupciones volcánicas. Los investigadores proponen que oleadas de frío durante el periodo Cretáceo comenzó a estresar un ecosistema global que estaba bien adaptado al clima cálido, y que el impacto del Chicxulub atestó un golpe decisivo a esos ecosistemas que ya estaban bajo presión. Un artículo Perspective por Heiko Pälike explica este estudio con mayor detalle.

Artículo #12: "Time Scales of Critical Events Around the Cretaceous-Paleogene Boundary," por P.R. Renne; A.L. Deino; W.S. Mitchell III; R. Mundil de Berkeley Geochronology Center en Berkeley, CA; P.R. Renne; W.S. Mitchell III de University of California, Berkeley en Berkeley, CA; F.J. Hilgen de Utrecht University en Utrecht, Holanda; K.F. Kuiper; J. Smit de Vrije Universiteit Amsterdam en Amsterdam, Holanda; D.F. Mark; L.E. Morgan de Scottish Universities Environmental Research Centre en East Kilbride, Reino Unido.

Artículo #4: "Impact and Extinction," por H. Pälike de University of Bremen en Bremen, Alemania.


Terremoto de Tohoku-Oki un Importante Aliviador de Estrés para la Corteza: El masivo terremoto que sacudió a Japón en 2011 liberó casi todo el estrés que se había acumulado a lo largo de la orilla de la placa en esa región, según un nuevo estudio. Los investigadores habían sospechado que esta liberación había sucedido hasta cierto punto, con base en observaciones de que el suelo marino se movió cerca de 50 metros durante el terremoto. Para poner a prueba la hipótesis, Wierin Lin y colegas analizaron "imágenes de resistividad" de tres pozos perforados en la corteza a lo largo de la interfase de la placa donde ocurrió el terremoto. Este tipo de imagen revela diferentes capas de roca dentro de la corteza con base en cambios a la resistividad eléctrica, medida por pequeñas corrientes eléctricas enviadas entre dos electrodos. Los valores de estrés indicaron una caída casi por completo del estrés después del terremoto, reportan Lin y sus colegas. Como resultado, el tipo de falla encima de la orilla de la placa es ahora radicalmente distinto, habiendo cambiado de una falla de cabalgamiento en la cual una placa sube la cuesta de la falla, a una falla normal, en la que la placa se desliza hacia abajo de la cuesta de la falla. Es incierto cómo esta caída en la tensión impactará en la recurrencia de otros terremotos en el futuro.

Artículo #13: "Stress State in the Largest Displacement Area of the 2011 Tohoku-Oki Earthquake," por W. Lin de Japan Agency for Marine-Earth Science and Technology (JAMSTEC) en Nankoku, Japón. Para obtener una lista completa de autores favor de ver el manuscrito.


Proteínas Repetidas Vinculadas a Neurodegeneración: Un nuevo estudio aclara cómo una mutación genética compartida podría resultar en neurodegeneración en diferentes enfermedades. Trabajo reciente ha mostrado que un grupo de trastornos de demencia y una enfermedad muscular llamada esclerosis lateral amiotrófica o ALS (por sus siglas en inglés) comparten características genéticas similares incluyendo la repetición y expansión de una secuencia proteínica específica. Exactamente cómo estas expansiones repetidas resultan en neurodegeneración aún es poco claro. Kohji Mori y colegas demuestran que sorprendentemente, estas expansiones repetidas pueden ser traducidas en proteínas que forman agregados proteínicos. Con base en su ubicación en el sistema nervioso central, estos agregados proteínicos podrían potencialmente dañar neuronas, concluyen los autores.

Artículo #19: "The Expanded GGGGCC Repeat in C9orf72 is Translated into Aggregating Dipeptide-Repeat Proteins in FTLD/ALS," por K. Mori; T. Arzberger; B. Schmid; H.A. Kretzschmar; C. Haass; D. Edbauer de Ludwig-Maximilians University Munich en Munich, Alemania; S.-M. Weng; S. May; K. Rentzsch; B. Schmid; C. Haass; D. Edbauer de German Center for Neurodegenerative Diseases (DZNE) en Munich, Alemania; E. Kremmer de Helmholtz Zentrum München en Munich, Alemania; B. Schmid; C. Haass; D. Edbauer de Munich Center of Systems Neurology (SyNergy) en Munich, Alemania; M. Cruts; C. Van Broeckhoven de University of Antwerp en Antwerp, Bélgica.

###



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.