[ Back to EurekAlert! ] Public release date: 12-Sep-2013
[ | E-mail Share Share ]

Contact: Natasha Pinol
npinol@aaas.org
202-326-6440
American Association for the Advancement of Science

Partida de Voyager de la Heliósfera

Mediciones de Plasma Muestran que la Aeronave Entró al Medio Interestelar en agosto, 2012

Este comunicado está disponible en inglés.

Nuevos datos de la nave espacial Voyager 1 de la NASA, la cual ha estado alejándose del sol desde que fue lanzada en 1977, indican que la nave espacial de hecho dejó el confort cálido de la heliósfera –la burbuja de calientes y energéticas partículas cargadas rodeando el sistema solar – y entró en una región de espacio profundo, obscuro, conocido como el espacio interestelar.

Con base en estas nuevas mediciones, las cuales muestran que las densidades del plasma alrededor de la nave espacial son consistentes con predicciones teóricas del medio interestelar, investigadores sugieren que Voyager 1 llegó a este frío, inexplorado espacio interestelar, en o alrededor del 25 de agosto, 2012.

La nave espacial Voyager 1 utiliza un sinnúmero de instrumentos a bordo para enviar la información de vuelta a la Tierra, y los científicos han estado esperando para ciertas mediciones – especialmente, una caída en las partículas solares y un alza de las galácticas—para alertaros del pasaje de Voyager 1 a través de la heliopausa, o la frontera entre el plasma solar y el plasma del espacio interestelar.

Ahora, Don Gurnett, investigador principal del instrumento científico de olas de plasma de Voyager en la Universidad de Iowa, Iowa City y un equipo de colegas proveen mediciones de oscilaciones de electrones de plasma – mediciones que no habían sido posibles en estudios previos –entre el 9 de abril y el 22 de mayo de este año, revelando que Voyager 1 estaba en una región del espacio con una densidad de electrones de alrededor de 0.08 por centímetro cúbico. Y según modelos actuales, la densidad de electrones en el medio interestelar debería ser de entre 0.05 y 0.22 por centímetro cúbico.

El reporte de Gurnett et al. es publicado en el ejemplar de Science Express deñ 12 de septiembre.

"Ahora que tenemos nuevos datos clave, creemos que este es un salto histórico de la humanidad hacia el espacio interestelar," dijo Ed Stone, científico del proyecto Voyager con base en el California Institute of Technology, Pasadena. "El equipo de Voyager necesitó tiempo para analizar la pregunta que todos nos hemos estado haciendo: "¿Ya llegamos? Si, ya llegamos."

Para entender si el pasaje histórico de Voyager 1 a través de la heliopausa podría haber sucedido antes de abril de 2013, Gurnett y sus colegas voltearon después hacia datos más antiguos de Voyager 1 e identificaron otro intervalo de oscilaciones de electrones similares entre el 23 de octubre y 27 de noviembre, 2012. Ellos calcularon que la densidad de electrones rodeando la nave espacial durante ese periodo era de alrededor de 0.06 por centímetro cúbico, y dicen que el cambio en densidad entre los dos eventos – de 0.06 a 0.08—indica una "rampa de densidad" de plasma aumentando suavemente en la región de espacio entre ellos. Dado que Voyager 1 está viajando a alrededor de 3.5 unidades astronómicas por año, los investigadores sugieren que la densidad de electrones aumenta por alrededor de 19 por ciento por cada unidad astronómica a lo largo de esta rampa de densidad.

"Literalmente brincamos de nuestros asientos cuando vimos estas oscilaciones en nuestros datos – ellos nos mostraron que la nave espacial estaba en una región completamente nueva, comparable con lo que era esperado en el espacio interestelar, y totalmente diferente a la burbuja solar," dijo Gurnett. "Claramente habíamos pasado a través de la heliopausa, la cual es la frontera entre el plasma solar y el plasma interestelar, sobre la que se habían hecho hipótesis durante largo tiempo, probablemente en agosto de 2012."

Para obtener mayor claridad respecto al cruce de Voyager 1 en el medio interestelar, Gurnett y sus colegas eventualmente se refirieron a un reporte de Science del que Gurnett había sido coautor en1993. El reporte tomó ventaja de una serie de intensas tormentas solares que enviaron una onda sísmica a lo largo de la heliósfera. Este explica que, 400 días después de las tormentas, los investigadores detectaron una emisión de radio resultante –comenzando a una frecuencia de dos kilohertzios—cuando la onda sísmica chocó con la heliopausa a una distancia estimada de alrededor de 116 a 117 unidades astronómicas desde el Sol.

Los investigadores siguieron la inclinación de la rampa de densidad hacia atrás en el tiempo hasta que la frecuencia de sus lecturas llegó a dos kilohertzios. La rampa los llevó de vuelta a agosto de 2012, y desde el 25 de agosto, 2012, coincide con declives en la intensidad de partículas cargadas y despuntes en la intensidad de rayos cósmicos galácticos, ellos la sugieren como la fecha más probable de llegada interestelar – a aproximadamente 121 unidades astronómicas del Sol.

"Voyager ha ido osadamente donde ninguna sonda ha ido antes, marcando uno de los logros tecnológicos más significativos en los anales de la historia de la ciencia, y conforme entra al espacio interestelar, añade un nuevo capítulo en los sueños y esfuerzos científicos humanos," dijo John Grunsfeld, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA. "Quizá algunos de los futuros exploradores del espacio profundo alcanzarán a Voyager, nuestro primer enviado interestelar, y reflexionarán en cómo esta intrépida nave espacial ayudó a habilitar su futuro."

"Aunque tomó 36 años, es una cosa asombrosa para mí," dijo Bill Kurth, de la Universidad de Iowa, un coautor del artículo de Science. "Creo que la misión de Voyager es un viaje más grande de la humanidad que lo que cualquiera hubiera soñado – no sólo de dejar la Tierra y recorrer los gigantes planetas externos, pero ahora aventurarse hacia el espacio interestelar por primera vez."

"El santo grail de investigación heliosférica ha sido el alcanzar la heliopausa," concluyó Gurnett. Ahora parece seguro que Voyager 1 ha alcanzado su misión.

###

El reporte de Gurnett et al. fue apoyado por NASA.

La Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) es la sociedad científica general más grande del mundo y publica la revista Science, así como Science Translational Medicine y Science Signaling. AAAS fue fundada en 1848, e incluye a 261 sociedades y academias de ciencia afiliadas, dando servicio a 10 millones de individuos. Science tiene la mayor circulación pagada de cualquier revista de ciencia general de revisión colegiada del mundo, con un número de lectores estimado en 1 millón. La AAAS no lucrativa está abierta a todos y cumple con su misión de "avanzar a la ciencia y servir a la sociedad" a través de iniciativas en política científica; programas internacionales; educación científica; y más. Para obtener las noticias de investigación más recientes, conéctese a EurekAlert!, el principal sitio web de noticias científicas, un servicio de AAAS.

Sólo Para Reporteros: Periodistas pueden descargar copias del reporte de la página web del paquete de prensa de Science, en http://www.eurekalert.org/jrnls/sci o solicitarlas al equipo de SciPak en +1-202-326-6440 o scipak@aaas.org.



[ Back to EurekAlert! ] [ | E-mail Share Share ]

 


AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert! system.