[ Back to EurekAlert! ] 18 de marzo de 2004

Contact:Christina Smith
ccsmith@aaas.org
202-326-7088
American Association for the Advancement of Science

Se reducen especies de plantas, pájaros y mariposas en el Reino Unido, informan los investigadores en Science

Los resultados reafirman la hipótesis de la 'Sexta Extinción' dicen los autores

Dos estudios del Reino Unido de la flora y la fauna ofrecen algunas de las primeras pruebas absolutas de que la diversidad de las especies está disminuyendo en el Reino Unido. Los descubrimientos apoyan la hipótesis de que el mundo está experimentando una extinción en masa al nivel de las otras cinco extinciones masivas que han señalado la historia de la vida.

Hasta hoy, la hipótesis se ha apoyado en datos que representan una porción relativamente pequeña de las plantas y los animales del mundo. La información sobre la población de insectos, los cuales forman el 50 por ciento de todas las especies conocidas, ha sido particularmente escasa.

"Una de las principales fallas obvias de este argumento fue que era una enorme extrapolación basada en las mejores pruebas disponibles en ese tiempo", dijo el autor Jeremy Thomas del Natural Environment Research Council (NERC) del Centre for Ecology and Hydrology (Centro para la Ecología y la Hidrología) en Dorchester.

Los dos informes, los cuales usaron datos recopilados por científicos y miles de voluntarios que escudriñaron los campos del Reino Unido, ahora ofrecen un censo meticuloso que cubre gran parte de la vida silvestre del Reino Unido. Los estudios aparecen en la publicación Science, que difunde AAAS, la sociedad de ciencias que no persigue fines de lucro.

"Estos resultados son los cálculos más detallados que tenemos sobre la disminución de las distribuciones de múltiples especies de diferentes grupos principales de organismos", dijo Andrew Sugden, un experto en ecología y el Director Editorial Internacional de Science.

En su estudio, Thomas y sus colegas analizaron seis encuestas que cubrían prácticamente todas las plantas, los pájaros y las mariposas nativas del Reino Unido durante los últimos 40 años. Aun cuando los resultados variaron en especies individuales, en general, cada grupo de organismos mostró alguna disminución global.

A las mariposas les ha ido particularmente mal, descubrieron los autores. Durante 20 años, aproximadamente el 70 por ciento de todas las especies de mariposas del Reino Unido disminuyeron en cierta medida; desde un relativamente pequeño número de desapariciones regionales de algunas especies hasta extinciones en todo el país de otras cuantas.

En general, estos insectos han desaparecido en un 13 por ciento, en promedio, de las áreas que alguna vez ocuparon, informaron los autores.

"Eso es lo contrario a lo que la gente pensaban hace 20 años: que los insectos eran mucho más fuertes porque podían volar; así que eso cambia nuestras prioridades en el Reino Unidos", dijo Thomas.

Si las mariposas resultan ser representativas de los insectos como un todo, entonces "el mundo en realidad está experimentando la crisis de extinción que muchas personas han estado sugiriendo y diciendo durante años", dijo Thomas.

Por cada uno de los tres tipos de organismos, Thomas y sus colegas analizaron un juego de datos de población de hace 20 a 40 años y otro juego recolectado más recientemente. En todos los juegos de datos, los investigadores dividieron la Gran Bretaña en cuadros de diez kilómetros a lo ancho y registraron el número de especies vistas cuando menos una vez en cada cuadro.

Un tercio de todas las especies registradas desaparecieron de cuando menos uno de los cuadros que habían ocupado hacía 20 ó 40 años. Ese grupo incluye el 70 por ciento de las especies de mariposas, así como el 28 por ciento de las especies de plantas nativas y el 54 por ciento de las especies de pájaros nativos.

Estos resultados "deben dificultarles a las autoridades responsables o a los legisladores el restarle importancia a la idea de que los índices de extinción son reales, al ver esta prueba", dijo Thomas. "Esto refuerza el caso de aquéllos que claman por políticas nacionales y mundiales que mitiguen los efectos que el hombre está teniendo en el medio ambiente".

En un segundo informe, Carly Stevens, estudiante doctoral de la Universidad Abierta en Milton Keynes y el NERC Centre for Ecology and Hydrology (Centro para la Ecología y la Hidrología) en Huntingdon y sus colegas han implicado a la contaminación de nitrógeno como la causa más probable de la reducción en la riqueza de especies de las praderas en algunas partes del Reino Unido, y posiblemente en otras partes de Europa.

El nitrógeno excesivo puede permitir que unas cuantas especias, especialmente los pastos, crezcan rápido e invadan o sombreen a los alrededores. El nitrógeno se deposita a partir de la atmósfera como resultado de la fertilización agrícola y la combustión de combustible fósil, especialmente del escape de los vehículos.

"Cuando se pierden especies a causa de la contaminación o la fragmentación del hábitat, con frecuencia son las nativas las que desaparecen primero", dijo la coautora Nancy Dise de la Open University en Milton Keynes y Villanova University en los Estados Unidos.

"Quizá sean insectos raros y en vías de extinción, quizá sean plantas sin aprovechar de gran valor en el futuro para la medicina, o quizá sólo sean flores silvestres o mariposas que hacen nuestras laderas hermosas a la vista. Y éstas podrían ser sólo miembros llamativos de todo un sistema ecológico funcional que se está degradando lentamente".

"No sabemos qué tan grandes serían los efectos de la resultante pérdida de otras especies, las cuales dependen de ciertas especies de plantas en particular. Nuestros resultados apoyan la idea de que la contaminación debería reducirse y pronto", añadió Stevens.

Stevens y sus colegas registraron la presencia y abundancia de especies de plantas en 68 praderas Agrostis-Festuca a través del Reino Unido. Estas praderas forman parte de muchos de los prados de 'pastoreo de ovejas' típicos que se ven a través del Reino Unido y en Europa, Australia y Norteamérica.

Los investigadores después analizaron veinte diferentes factores ambientales para ver cuál podría explicar la variabilidad en la riqueza de especies de un lugar a otro.

Los resultados mostraron que los efectos de la sedimentación del nitrógeno podría ser la causa de más de la mitad de la variación en la riqueza en las especies de plantas. La relación fue lineal, lo que significa que cada cantidad adicional de nitrógeno depositada en un lugar durante muchos años corresponde a una disminución incremental en la riqueza de las especies.

Los autores calculan que las praderas Agrostis-Festuca que reciben una cantidad promedio de sedimentación de nitrógeno en el Reino Unido o en Europa central podría ya haber perdido más del 20 por ciento de su riqueza de especies. Aun cuando el índice de sedimentación de nitrógeno está comenzando a disminuir en muchas áreas de Europa y Norteamérica, la recuperación probablemente será muy lenta, de acuerdo a los científicos.

"Los datos sugieren que ha tardado cerca de 40 años de una alta sedimentación de nitrógeno para llegar a este estado, así que podría tardar algún tiempo para que vuelvan las especies", dijo Dise. "Y algunos de los cambios podrían ser irreversibles".

###

Los coautores de Thomas son M.G. Telfer, D.B. Roy y C.F. Preston del NERC Centre for Ecology and Hydrology en Cambridgeshire; M.G. Telfer se encuentra actualmente en RSPB en Sandy Beds; J.J.D. Greenwood en el British Trust for Ornithology, en Norfolk; J. Asher y R. Fox en el Butterfly Conservation en Dorset; R.T. Clarke en el NERC Centre for Ecology and Hydrology en Dorchester; y J.H. Lawton es presidente ejecutivo del NERC en Swindon, y preside el Imperial College en Ascot. El estudio estuvo financiado en asociación con NERC y la Comisión Europea RTD el subsidio para investigación 'MacMan'.

Los coautores de Stevens son Nancy B. Dise de The Open University en Milton Keynes y Villanova University, en Villanova PA, en los Estados Unidos; J. Owen Mountford en el NERC Centre for Ecology and Hydrology en Huntingdon; y David J. Gowing en The Open University en Milton Keynes. El financiamiento lo proporcionó The Open University, Ferguson Trust y el Centre for Ecology and Hydrology.

La Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (American Association for the Advancement of Science, AAAS) es la sociedad científica general más grande del mundo y la editora de la publicación Science (www.sciencemag.org). AAAS se fundó en 1848, y brinda servicio a 265 sociedades y academias de ciencias afiliadas, sirviendo a 10 millones de personas. Science tiene la circulación pagada más grande de cualquier publicación científica general revisada colegiadamente del mundo, con un total de lectores calculado en un millón. La asociación AAAS, sin fines de lucro (www.aaas.org) está abierta a todos y cumple su misión de "avanzar la ciencia y servir a la sociedad" mediante iniciativas en la política de la ciencia; programas internacionales; educación científica y más. Para obtener las últimas noticias de investigación, entre a EurekAlert!, www.eurekalert.org, el mejor sitio de Internet para noticias científicas, un servicio de AAAS.


[ Back to EurekAlert! ]