[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 17-octobre-2004

Contacto: Garazi Andonegi
garazi@elhuyar.com
34-943-363-040
Elhuyar Fundazioa

Proteína implicada en el mal de las 'vacas locas'

Este lanzamiento de prensa está disponible en inglés.

La revista científica Brain Research acaba de publicar el estudio de dos científicos de la Universidad de Navarra. El trabajo describe la presencia y localización de la proteína priónica celular (PrPC) en el cerebro de la rata y caracteriza las neuronas que la expresan, sobre todo, dentro de la corteza cerebral de ese roedor. Los autores son José Luis Velayos y Francisco José Moleres, investigadores del departamento de Anatomía de la Universidad de Navarra.

La PrPC es una proteína fisiológica normal, especialmente presente en el sistema nervioso central, incluida la especie humana, con funciones aún poco conocidas. Las proteínas priónicas alteradas, patógenas, infectantes, es decir, los priones, son responsables de las encefalopatías espongiformes, entre ellas, la encefalopatía espongiforme bovina (mal de las vacas locas). Los priones, para su actuación, requieren la presencia de la PrPC. De ahí la importancia de esta investigación, que versa sobre la localización de la PrPC en el sistema nervioso central.

Saber en qué lugares del sistema nervioso central actuarán los priones

Al tener localizada la PrPC, se sabe en qué lugares del sistema nervioso central actuarán los priones. Los hallazgos permiten establecer que la PrPC es una proteína implicada en el metabolismo neuronal del calcio. Asimismo, la existencia de neuronas sin PrPC y rodeadas de nidos perineuronales rompe con la hipótesis que se viene proponiendo de que la desaparición de estos nidos, que son una forma especializada de matriz extracelular, es un evento primario en el transcurso de las encefalopatías espongiformes; más bien se trata de un acontecimiento secundario.

De acuerdo con las observaciones de los dos investigadores, la pérdida de estos nidos y la consiguiente muerte neuronal se deben al daño producido tras la aparición de los priones en el cerebro, donde actúan, entre otras estructuras, sobre tales nidos perineuronales.

Según comentan los investigadores la extrapolación de estos resultados en rata al humano es legítima, ya que hemos obtenido resultados similares al realizar el estudio en encéfalos humanos. Además, este trabajo y los que estamos realizando en cerebros de vaca de raza autóctona pirenaica ayudarán a explicar los mecanismos de actuación de los priones en la encefalopatía espongiforme bovina.

Con el estudio publicado en Brain Research se complementa el trabajo del departamento de Histología y Anatomía Patológica de la Universidad de Navarra sobre la vía de entrada de los priones en el tubo digestivo de los bóvidos, desde donde llegan a su sistema nervioso central, provocando la enfermedad de las vacas locas o encefalopatía espongiforme bovina.

###


[ Back to EurekAlert! ]