[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 28 noviembre 2005

Contact: Garazi Andonegi
garazi@elhuyar.com
34-943-363-040
Elhuyar Fundazioa

En las explotaciones de cereal navarras mejor la Agricultura de Conservación

Este lanzamiento de prensa está disponible en inglés.

La aplicación de las técnicas de Agricultura de Conservación al cultivo del cereal en las zonas semiáridas de Navarra, que suponen el 57% de la superficie de cultivo de la Comunidad foral, es más rentable que el laboreo convencional y mejora la calidad del suelo, además de contribuir a la sostenibilidad del Medio Ambiente. Así lo ha concluido la ingeniera agrónoma Mª José Imaz Gurruchaga en su tesis doctoral defendida en la Universidad Pública de Navarra.

El trabajo se titula "Determinación y selección de indicadores de calidad del suelo para la evaluación de sistemas de Agricultura de Conservación en cultivo de cereal de zonas semiáridas en Navarra".

Mayor retención de agua

La Agricultura de Conservación engloba aquellos sistemas de laboreo que reducen o prescinden de las labores de preparación del terreno, además de mantener parte de la superficie del suelo cubierta con restos de la cosecha anterior. Esta disminución de las labores, produce una consolidación y reestructuración del suelo que afecta positivamente a su capacidad para funcionar.

En los sistemas de no laboreo, la presencia de paja en la superficie y la reducción de las labores crean unas condiciones de mayor infiltración, reducción de pérdidas por evaporación y aumento de la capacidad de retención de agua disponible para las plantas, lo que produce una mejora de la eficacia en la conservación del agua del suelo. Además, este sistema tiene también un efecto positivo de control de la erosión, porque el suelo siempre queda cubierto por un resto de la cosecha, de modo que el impacto de la lluvia sobre el suelo es meno.

En concreto, señala que en los ensayos realizados, el no laboreo, seguido del laboreo mínimo –consistente en un labrado superficial que alcanza hasta los 15 centímetros de profundidad sin llegar al volteo-, muestra un contenido de humedad mayor que el laboreo vertedera –labrado hasta los 30 centímetros de profundidad con volteo-.

Menos coste y más calidad

Además, al reducir las labores, disminuyen también los costes de producción, sobre todo el gasto de combustible, sin merma en la producción media del cultivo. Entre el no laboreo y el laboreo mínimo, la autora considera de mayor interés ambiental el sistema de laboreo mínimo, puesto que no precisa de una aplicación adicional de herbicidas.

Por otra parte, ha comprobado que la reducción de labores ha contribuido a la mejora de la calidad del suelo. Según explica, en el ensayo realizado, se ha producido una mejora las propiedades físicas y químicas del suelo, y también se ha observado una mejora de la estabilidad de los agregados. Asimismo, ha aumentado la actividad de lombrices, uno de los principales indicadores de la calidad del suelo.

En cuanto a la contribución a la sostenibilidad del Medio Ambiente, precisamente los sistemas de manejo de suelo propuestos en Agricultura de Conservación son una de las herramientas más eficaces en este ámbito, al reducir el consumo de combustible y al favorecer el secuestro de carbono en el suelo, que se produce al aumentar su contenido en materia orgánica.

Diez años de Agricultura de Conservación

Para la elaboración de este estudio se ha comparado la eficacia de cuatro sistemas de laboreo en suelo agrícola de cereal de secano, en la zona media de Navarra, durante un periodo de diez años (de 1994 a 2004). Los tratamientos estudiados han sido dos sistemas de laboreo de conservación, laboreo mínimo y no laboreo, el laboreo con vertedera, y un tratamiento que combina el no laboreo y la quema de rastrojo.

Esta última práctica se incluyó en el ensayo, además de por ser una práctica habitual en la zona, por los problemas de malas hierbas, enfermedades y manejo de los residuos.

En este estudio se ha comprobado que dejar de labrar afecta más a la calidad del suelo que la quema de rastrojo. La quema de rastrojo realizada sobre no laboreo ha afectado principalmente a aspectos relacionados con la calidad de la materia orgánica y de momento no se han visto afectadas las propiedades físicas del suelo ni la actividad de lombrices.

###


[ Back to EurekAlert! ]