[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 23 febrero 2005

Contact: Garazi Andonegi
garazi@elhuyar.com
34-943-363-040
Elhuyar Fundazioa

Nueva técnica de radiofrecuencia para lesiones de rodilla

La aplicación de una nueva técnica, consistente en la utilización de radiofrecuencia bipolar más calor en lesiones de ligamento cruzado de rodilla, resulta eficaz en el 90% de los casos y acorta el tiempo de recuperación del paciente. Esta técnica, realizada por especialistas del departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universitaria de la Universidad de Navarra, ha recibido el Premio Nacional de Investigación en Medicina del Deporte, que convoca anualmente la Universidad de Oviedo. El trabajo premiado, “Retracción del ligamento cruzado anterior utilizando radiofrecuencia bipolar“, lo firman cinco doctores del departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología.

El trabajo de investigación clínica premiado propone aplicar la radiofrecuencia bipolar y el calor que se obtiene de ella, para realizar la retracción (tensado del ligamento); siempre y cuando exista continuidad del mismo. Estos ligamentos contienen mucha agua y fibras de colágena que se encogen y tensan al aplicarles calor a una determinada radiofrecuencia. La técnica se realiza por artroscopia, con unas terminales especiales, aplicando entre 40 y 50 grados de calor al ligamento laxo. Con este tratamiento la recuperación resulta mucho más corta y tiene un alto porcentaje de probabilidades de éxito, siempre y cuando lo practiquemos con las indicaciones precisas. Personas que tienen una lesión parcial del ligamento y/o el ligamento laxo pueden beneficiarse de esta técnica quirúrgica que les retensa el ligamento y en un periodo corto, no mayor de tres meses, pueden reincorporarse a la práctica deportiva.

El trabajo se puso en práctica con treinta deportistas controlados en el departamento de Cirugía Ortopédica y Traumatología de la Clínica Universitaria de Navarra, con la colaboración del servicio de Radiología del citado centro hospitalario, con el estudio de estos pacientes mediante resonancia magnética, durante un periodo mínimo de un año después de la retracción. De todos ellos, obtuvieron resultados satisfactorios en el 90% de los pacientes. El resto se pudo beneficiar de técnicas más convencionales, pero con un periodo de recuperación mayor. Al parecer, la técnica es más eficaz en personas en que la práctica deportiva la realizan de forma recreativa, con regularidad, y en pacientes de edad media avanzada o en deportistas veteranos con rodillas algo deterioradas.

Una de las lesiones más graves y habituales es la del ligamento cruzado anterior, que se produce especialmente en futbolistas y esquiadores, pero también en otros deportes en los que hay giros, contactos y torsiones violentas de la rodilla. La ruptura de este ligamento es relativamente frecuente y para los deportistas profesionales puede suponer pasar de seis a ocho meses apartado del deporte de competición, con la consiguiente repercusión social y económica. Si la lesión es completa y el ligamento se rompe totalmente, hay que recurrir necesariamente a la cirugía habitual y realizar un injerto de otro ligamento o tendón para sustituir al lesionado. Después, son necesarios bastantes meses hasta que adquiere consistencia y se transforma en un nuevo ligamento cruzado anterior.

###

Notas

Dirección de Internet
www.unav.es/cun


[ Back to EurekAlert! ]