[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 2 septiembre 2005

Contact: Garazi Andonegi
garazi@elhuyar.com
34-943-363-040
Elhuyar Fundazioa

El fondo marino de la Antártida



Full size image available through contact

La biodiversidad de los mares y los fondos marinos es un misterio para la ciencia todavía por descubrir. Con esa inquietud, un grupo de investigadores entre los cuales se encuentra un biólogo de la UPV, se va a embarcar por segunda vez en una campaña oceanográfica para conocer la biodiversidad de los fondos marinos de la Antártida.

Mar de Bellingshausen

La expedición a bordo del barco oceanográfico Hesperides trabajará próximamente en el Mar de Bellingshausen. En este mar casi inexplorado se han realizado muy pocos estudios dada su climatología adversa, pero eso a su vez asegura que la impronta del ser humano es escasa.

En este caso los científicos rastrearán el fondo marino hasta los 2.000 metros de profundidad. Para ello, los investigadores utilizan tanto dragas de arrastre dotadas de una red cerrada como una draga plomada.

Los dos métodos son complementarios. Con las redes de arrastre se barre un pasillo del fondo marino recogiendo todas las especies del camino mezcladas. En cambio, la draga plomada se lanza al mar y una vez que impacta contra el fondo recoge una muestra del mismo de 50cm x 50cm para su posterior análisis en cubierta. En esta muestra se puede cuantificar cuantas especies hay por metro cuadrado, cual es su biomasa, etc. Por eso se trata de una muestra cuantificada del fondo marino.

Cuando las muestras llegan a cubierta estas se limpian y clasifican a bordo del buque en grandes grupos o filos, por ejemplo: esponjas, corales, poliquetos, moluscos, equinodermos, peces...y se fotografían para poder ver el color en vivo y tener detalles de su anatomía externa. Finalmente, se insertan en alcohol o formol para su análisis posterior en laboratorio.

Determinación de una nueva especie

Una vez que los animales llegan a puerto se distribuyen entre los especialistas según el grupo o filo al que pertenezcan. En este caso a Leioa llegan dos grupos de vermes o gusanos de mar para su análisis taxonómico. El objetivo de este análisis taxonómico es determinar la identidad de las especies, saber si se trata de una especie nueva o una anteriormente descrita.

Para ello, se analiza minuciosamente tanto la anatomía externa como la anatomía interna del animal, mediante lupa y microscopio. Hay que tener en cuenta que estos animales miden desde 1mm a 150mm.

En el propio laboratorio, también se realizarán nuevas fotografías para identificar rasgos peculiares del animal y, finalmente, se presenta la clasificación de dicho ejemplar en las revistas especializadas.

Concretamente, en la anterior campaña los miembros de la expedición descubrieron una nueva especie de vermes. El nombre de la especie y sus características morfológicas se van a proponer próximamente a la comunidad científica para su aceptación.

Por lo tanto, esta emocionante labor de análisis de la biodiversidad del fondo marino está dando sus frutos poco a poco. Esperemos que no sea demasiado tarde dado que los expertos afirman que muchas especies están desapareciendo antes incluso de que las conozcamos.

###

[ Back to EurekAlert! ]