[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 11-octobre-2004

Contacto: Octavi López Coronado
octavi.lopez@uab.es
34-93-581-3301
Universitat Autonoma de Barcelona

Los trópicos tienen un papel más activo de lo que se creía en el control global del clima

Hace un millón de años, un cambio en los trópicos hizo crecer las masas de hielo del hemisferio norte

Este lanzamiento de prensa está disponible en inglés.



Antoni Rosell (Photograph: Jordi Pareto).

*Hace un millón de años, unos cambios en la circulación tropical del Pacífico, similares a los que se producen actualmente entre los episodios del fenómeno de "El Niño", condujeron a un gran crecimiento de los hielos en las zonas polares, así como a una reorganización global del clima. El descubrimiento muestra por primera vez que los cambios locales en el clima de los trópicos pueden generar cambios climáticos a escala más global.*

**Investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona y de la Universitat de Durham (Reino Unido) han descubierto que, hace un millón de años, unos cambios en la circulación tropical del Pacífico, similares a los que se producen actualmente entre los episodios del fenómeno de "El Niño", provocaron cambios climáticos globales. En aquella época, los cambios en las corrientes atmosféricas hicieron variar los flujos de humedad y de calor, y condujeron a un gran crecimiento de los hielos en las zonas polares, así como a una reorganización global del clima. El descubrimiento, publicado en la revista /Geology/, muestra por primera vez que los cambios locales en el clima de los trópicos pueden generar cambios climáticos a escala más global, y subralla la hipótesis de que los trópicos tienen un papel más activo en el control del clima planetario de lo que se pensaba.



Antoni Rosell (Photograph: Jordi Pareto).

El planeta entra y sale de períodos glaciales aproximadamente cada 100.000 años. Sin embargo hace más de 1 millón de años, las épocas glaciales se daban cada 40.000 años. Los científicos han reconstruído la cadena de acontecimientos climáticos que condujo a un cambio en la frecuencia en que se dan las épocas glaciales y que estuvo acompañado de cambios en la temperatura del mar en el Pacífico, así como de cambios importantes en los climas tropicales. Los investigadores han trabajado principalmente con los datos que proporcionan los restos de organismos marinos acumulados a lo largo del tiempo en la zona ecuatorial del Pacífico. Este registro fósil indica que, hace aproximadamente 1,2 millones de años, la diferencia en la temperatura del mar entre el este y el oeste del Pacífico comenzó a cambiar de forma gradual a lo largo de unos 400.000 años. Así, el área marina ecuatorial cerca de América Central sufrió un enfriamiento mientras que, cerca de Indonesia, las temperaturas se mantuvieron casi constantes. Esto provocó unos cambios en las corrientes atmosféricas, concretamente lo que actualmente se conoce como circulación de /Walker/.

Según los investigadores, estos cambios en las corrientes tropicales atmosféricas provocaron un cambio en los flujos de calor y de humedad hacia las regiones polares. Esto implicó un aumento de las precicpitaciones en forma de nieve que propició el crecimiento y la expansión de las masas de hielo, especialmente en el hemisferio norte, y un cambio en la frecuencia de los períodos glaciales de 40.000 a 100.000 años. Hasta ahora se pensaba que esta expansión estuvo influenciada sólo por las propias extensiones de hielo, así como por las circulaciones oceánicas y atmosféricas a altitudes elevadas del hemisferio norte y por las cantidades de CO_2 que habían en la atmósfera. "Nuestros resultados muestran que los cambios locales en el clima de los trópicso pueden generar cambios climáticos a escala más global", afirma el profesor de la UAB Antoni Rossell, uno de los autores de la investigación, "estamos viendo que los trópicos tienen un papel más activo en el control del clima de lo que se pensaba".

Los investigadores Antoni Rosell, investigador ICREA del Instituto de Ciencia y de Tecnología Ambientales de la UAB, y Erin L. McClymont, de la Universidad de Durham (Reino Unido), han publicado estos resultados en /Geology, /la revista de más impacto en este ámbito científico.

*El enfriamiento "a sacudidas" de la Tierra*

La Tierra se encuentra en un proceso de enfriamiento desde hace millones de años. Esta tendencia no es contínua, no se desarrolla de manera gradual, sinó que tiene lugar "a sacudidas", o de forma discontínua. En un artículo anterior del profesor Rosell, publicado en Nature, se hablaba de una de estas transiciones, que era significativa porque dió lugar al enfriamiento de grandes partes del hemisferio Norte y sobretodo de América del Norte. En esta ocasión se habla de otra de estas transciones, más cercana en el tiempo, y de alcance global. La transición es importante en climatología porque también coincide con un cambio en la frecuencia en que ocurrían las épocas glaciales, del cual no se conocen bien las causas. Si el origen de la transición que originó los hielos permanentes del hemisferio Norte de hace 2,7 millones de años fue un cambio en el Pacífico Norte, en este último caso el orígen del enfriamiento de hace 1 millón de años se localizó en los trópicos.

###


[ Back to EurekAlert! ]