[ Back to EurekAlert! ] PUBLIC RELEASE DATE: 15 Deciembre 2004

Contact: Octavi López Coronado
octavi.lopez@uab.es
34-93-581-3301
Universitat Autonoma de Barcelona

Un fármaco antihistamínico podría mejorar el tratamiento de lesiones cerebrales



(Author: Jordi Pareto) Research team.

Full size image available here

La ranitidina, un antihistamínico muy utilizado para tratar la úlcera gástrica, puede convertirse en un fármaco para la isquemia cerebral, provocada por infartos y traumatismos craneoencefálicos, la tercera causa de muerte en los países industrializados. En experimentos con un modelo in vitro de la isquemia cerebral con células de rata, un equipo del Institut de Neurociències de la Universitat Autònoma de Barcelona, ha observado como la presencia de ranitidina reduce la muerte neuronal a una cuarta parte. La substancia tiene un efecto óptimo seis horas después de producirse la lesión, lo cual facilitaría el tratamiento en casos rales con personas. Los científicos ya han iniciado los contactos con hospitales vinculados a la UAB con el fin de diseñar los primeros ensayos clínicos.

Los científicos del Institut de Neurociències de la UAB, dirigidos por el doctor José Rodríguez, han estudiado los efectos de la ranitidina en un modelo experimental con neuronas de cerebro de rata. Las células eran sometidas a una falta de oxígeno y de glucosa análoga a la que sufren cuando, en el cerebro, les falta el riego sanguíneo (es decir, cuando se produce una isquemia cerebral) a causa de un infarto o de un traumatismo. Cuando sucede una lesión de este tipo, las células o bien mueren directamente o, en muchos casos, son víctimas de una muerte lenta y programada denominada apoptosis, una especie de suicidio a escala celular.

Los investigadores han obvservado que la ranitidina actúa preferentemente sobre las neuronas que están en proceso de apoptosis, y reduce de modo contundente el porcentaje de células que acaban muriendo. Iniciando el tratamiento seis horas después de la falta de oxígeno y de glucosa, y manteniéndolo a lo largo de 24 horas, esta substancia reduce a una cuarta parte el número de células muertas respecto al número de células que mueren cuando no hay tratamiento.



(Author: Jordi Pareto) Research team.

Full size image available here

El hecho de que en los estudios en el laboratorio la acción de la ranitidina sea óptima cuando se administra horas después de iniciada la falta de oxígeno y de glucosa es muy importante de cara a un futuro uso como tratamiento de la isquemia cerebral en humanos, ya que evidentemente los tratamientos terapéuticos siempre son posteriores al momento del infarto o del traumatismo.

Los autores de la investigación, publicada recientemente en la prestigiosa revista Stroke, afirman que el reto inmediato es confirmar la eficacia de esta substancia en modelos experimentales de isquemia cerebral con ratas vivas, ya que los resultados preliminares en esta línea también son muy positivos. Sin embargo, esta confirmación no será necesaria para comenzar los ensayos clínicos con personas porque la ranitidina ya se utiliza ámpliamente como fármaco para el tratamiento de úlceras gástricas y, por lo tanto, ya ha superado las pruebas que ha de cumplir una substancia para llegar a las farmacias. Los científicos ya han establecido contactos con hospitales vinculados a la UAB (Vall d’Hebron y Sant Pau, en Barcelona) para diseñar los ensayos clínicos del fármaco, que se podrían llevar a cabo en pacientes con isquemia cerebral en los próximos meses.

Los investigadores apuntan también la necesidad de trabajar en el diseño de nuevos compuestos químicos basados en la ranitidina que faciliten su administración como fármaco, ya que la substancia pasa del flujo sanguíneo al cerebro con mucha dificultad. En intervenciones hospitalarias esto no es un impedimento, ya que se puede administrar directamente al cerebro, pero para facilitar el tratamiento sería necesario encontrar la manera de que el fármaco se pudiese administrar por vía oral.

En la investigación han participado Cristina Malagelada, Josefa Sabrià, José Rodríguez, Cavier Xifró y Nahuai Badiola, todos ellos investigadores del Institut de Neurociències y de la Unidad de Bioquímica (Facultad de Medicina) del Departamento de Bioquímica y de Biología Molecular de la UAB.

###

[ Back to EurekAlert! ]