Skip to main content
La Fecha pblica de la Comunicado: 11 de enero 2008

La mitad de los enfermos con traumatismo craneoencefálico que van a juicio fingen sus dolencias para percibir un beneficio económico

Esta comunicado est tambin disponible en Ingls.

Cmo se puede demostrar que un paciente miente cuando dice tener un dficit cognitivo como problemas de memoria o de concentracin, o ansiedad?? Son muchas las personas que, ante un accidente de trfico, por ejemplo, exageran sus dolencias o incluso llegan a fingirlas con el objeto de percibir el mayor beneficio econmico por parte de las compaas aseguradoras o de obtener una baja laboral. As lo ha puesto de manifiesto un estudio pionero en Espaa realizado en el departamento de Personalidad, Evaluacin y Tratamiento Psicolgico de la Universidad de Granada por la Dra. Raquel Vilar Lpez. Las conclusiones de su trabajo, centrado en pacientes con traumatismos craneoenceflicos, hablan por s solas: casi la mitad de las personas que llegan a juicio fingen tener un trastorno psico-cognitivo con el nico objetivo de obtener un beneficio externo. No son hipocondracos, pacientes aprensivos ni maniticos: simplemente, mienten para obtener una recompensa externa, como por ejemplo ganar dinero. Son los llamados simuladores.

Hasta ahora, en Espaa no exista ningn sistema fiable que permitiera saber cundo una persona est fingiendo sus sntomas. De ah la enorme importancia del estudio de Vilar Lpez, que ha sido dirigido por los profesores Manuel Gmez Ro y Miguel Prez Garca: por primera vez, ha proporcionado a los profesionales sanitarios espaoles una serie de herramientas fiables para comprobar empricamente cundo un paciente miente al afirmar que sus problemas de memoria lo incapacitan para incorporarse de nuevo a su entorno laboral, por ejemplo.

Pruebas validadas

El trabajo de esta investigadora ha validado una serie de test que, aplicados al enfermo sin que ste sea consciente de ello, permite detectar qu pacientes son simuladores y cules no. Estas pruebas neuropsicolgicas se incluiran dentro de una batera de diversas pruebas neuropsicolgicas de tres horas de duracin, que valora otros aspectos cognitivos del paciente, con el fin de disimularlas y obtener as la informacin deseada.

Segn explica Raquel Vilar Lpez, su investigacin ha adaptado una serie de pruebas que ya existan en Estados Unidos pas de larga tradicin en el campo de la neuropsicologa- al escenario espaol, ya que las pruebas neuropsicolgicas no pueden extrapolarse, sin ms, de un contexto a otro. El porcentaje de pacientes con traumatismo craneoenceflico que simula es en nuestro pas es prcticamente el mismo que el obtenido por los investigadores en EE UU.

El trabajo realizado en la UGR ha incorporado, adems, un mtodo que ha adquirido gran popularidad en los ltimos tiempos gracias a varios programas televisivos: el polgrafo, o detector de mentiras, un instrumento de registro de respuestas fisiolgicas que registra la presin arterial, el ritmo cardaco, la tasa respiratoria y la respuesta galvnica de la piel. Vilar Lpez utiliz esta herramienta con un grupo de 80 alumnos de Psicologa que emple como grupo de anlogos; es decir: dado que ningn simulador reconocera serlo, se pidi a una serie de personas sin trastorno alguno que simularan tenerlos para comprobar la validez de la prueba. Los pacientes reales analizados por la doctora fueron 54, pertenecientes a distintos servicios del Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada.

La autora de este trabajo apunta que, aunque el polgrafo por s slo no tiene rigor cientfico, s podra ser un instrumento eficaz si se emplea junto a otras herramientas, como alguna de las pruebas que hemos validado. Parte de los resultados de su investigacin fueron presentados en los ltimos congresos de la International Neuropsychological Society y la National Academy of Neuropsychology -los dos organismos ms importantes a nivel mundial en el mbito de la neuropsicologa adems de la prestigiosa revista cientfica Archives of Clinical Neuropsychology.

###

Para medios de comunicacin. Si desea este vdeo en calidad T.V pulse aqu