[ Back to EurekAlert! ] La Fecha pública de la Liberación: 4 de diciembre de 2007

Contactar: Francisco Manuel Parrilla Ruiz
parrilola@terra.es
34-699-487-848
Universidad de Granada

Los servicios de Urgencias deberían contar con traductores y mediadores culturales para atender a los inmigrantes, según un estudio

Esta liberación está también disponible en Inglés.

C@MPUS DIGITAL Una investigación realizada en el departamento de Medicina de la Universidad de Granada ha analizado el perfil de la atención sanitaria a inmigrantes en los servicios de urgencias de los hospitales, concluyendo que es necesario desarrollar un grupo de trabajo de atención al inmigrante, establecer conexión directa vía telefónica con un servicio de traducción las 24 horas del día o contar con un mediador sociocultural, entre otras medidas.

El trabajo desarrollado por Francisco Manuel Parrilla Ruiz, del departamento de Medicina de la Universidad de Granada, y dirigido por el profesor Francisco Javier Gómez Jiménez y Antonio Cárdenas Cruz (especialista en Medicina Intensiva), ha sido realizado en la Unidad de Urgencias del Hospital de Poniente de Almería, una región donde viven muchos inmigrantes que trabajan en la agricultura y por lo tanto con unas características sociodemográficas especiales. Así, el perfil del inmigrante que acude a este centro es el de un varón de origen magrebí de 26 años, con un bajo nivel cultural y que a menudo asiste acompañado de un compatriota que asume el papel de intérprete. Casi todos ellos trabajan en el sector agrario, y acuden al centro de salud por un catarro de vías respiratorias altas, una algía osteomuscular o un dolor abdominal no quirúrgico.

Parrilla Ruiz destaca que durante el período analizado – un año- los inmigrantes han supuesto el 28 por ciento de los pacientes atendidos, “si bien es cierto que esta cifra es difícilmente extrapolable a otras regiones de España”.

Problemas banales

El investigador destaca que la mayor parte de las consultas que los extranjeros realizan en Urgencias “se deben a problemas banales de salud” (prioridad 3 o urgencia no hospitalaria), y su tasa de ingreso hospitalario es muy inferior a la tasa de ingreso de la población autóctona. Su trabajo ha revelado particularidades como que durante el período del Ramadán el motivo de consulta más frecuente es la epigastralgia (un trastorno relacionado con el ayuno prolongado seguido de una excesiva ingesta de alimentos), o que durante el Día del Cordero se produce un descenso de más del 70 por ciento de la asistencia a inmigrantes.

Entre las medidas que los científicos de la UGR proponen para mejorar la asistencia sanitaria a los inmigrantes destacan también el establecimiento de un vocabulario individual en distintos idiomas con las palabras más empleadas por los extranjeros al realizar la anamnesis (datos personales, hereditarios y familiares que el enfermo proporciona al médico para realizar su historial). “Sería muy recomendable –afirma el doctor Parrilla- que el personal facultativo de Urgencias y los MIR realizaran cursos de formación específicos para atender a los inmigrantes”.

Según revela la investigación, la mayoría de los médicos de Urgencias opina que el fenómeno de la inmigración influye directamente en la sobrecarga asistencial, y creen que “la barrera idiomática, el desconocimiento del sistema sanitario, las diferencias culturales y el desconocimiento de enfermedades endémicas” son los principales problemas que plantea la asistencia a los extranjeros.

###


[ Back to EurekAlert! ]