Public Release: 

Los geranios podrían ayudar a controlar el escarabajo japonés

United States Department of Agriculture - Research, Education and Economics

Esta comunicado está disponible en inglés.

Los geranios podrían ser muy útiles en ayudar a combatir el escarabajo japonés, el cual es una plaga devastadora que se alimenta en casi 300 especies de plantas y que le cuesta al sector de plantas ornamentales 450 millones de dólares en daños cada año, según científicos con el Servicio de Investigación Agrícola (ARS).

El escarabajo, llamado Popillia japonica Newman, puede alimentarse en una variedad amplia de plantas incluyendo las plantas ornamentales, la soya, el maíz, las frutas y las hortalizas. Pero dentro de 30 minutos de consumir los pétalos del geranio, el escarabajo se echa de espalda, con piernas y antenas temblantes, y continúa paralizado por varias horas. Los escarabajos típicamente se recuperan dentro de 24 horas cuando paralizados bajo condiciones de laboratorio, pero en el campo ellos a menudo sucumben a ataques por predadores durante el período de incapacidad a causa de la parálisis.

Entomólogo Chris Ranger con la Unidad de Investigación de la Tecnología de Aplicaciones mantenida por el ARS en Wooster, Ohio, está trabajando en el desarrollo de una manera de utilizar los geranios para controlar los escarabajos.

Los estados de Ohio y Michigan son unos de los productores más grandes en EE.UU. de plantas ornamentales, con la mayoría de las plantas producidas en invernaderos. Otras investigaciones para beneficiar al sector de horticultura incluyen las de Susan Stieve, quien es conservadora del Centro de Germoplasma de Plantas Ornamentales mantenido por la Universidad Estatal de Ohio (OSU por sus siglas en inglés) en Columbus.

Stieve está colaborando con científicos de OSU y con el horticultor Jonathan Frantz del Grupo de Investigación de Producción en Invernaderos mantenido por el ARS en Toledo, Ohio, para descubrir si variedades especializadas de begonias pueden tolerar las temperaturas más frías.

Los científicos están evaluando las begonias en dos temperaturas de producción: 5 grados Fahrenheit más frías que lo normal, y 10 grados Fahrenheit más frías que lo normal. Las begonias se encuentran naturalmente en una gama amplia de climas y altitudes, y esto provee pistas ecológicas que se pueden usar para identificar el germoplasma prometedor. La capacidad de producir begonias en temperaturas más frías podría reducir los costos de la calefacción de invernaderos para los productores de plantas ornamentales en climas más fríos.

###

Lea más sobre esta investigación en la revista 'Agricultural Research' de marzo del 2010.

ARS es la agencia principal de investigaciones científicas del Departamento de Agricultura de EE.UU.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.