Public Release: 

Cómo la percepción, la asociación y la creencia conducen a alucinaciones

American Association for the Advancement of Science

IMAGE

IMAGE: A lateral view of brain regions that are sensitive to tones of fluctuating intensity. This material relates to a paper that appeared in the Aug. 11, 2017, issue of Science,... view more 

Credit: Albert Powers, Chris Mathys & Phil Corlett

Un nuevo estudio sugiere que las personas propensas a alucinaciones auditivas están demasiado influidas por las expectativas y las asociaciones previas. Los resultados proporcionan intrigantes pistas sobre el misterioso funcionamiento interno de la mente, al sugerir que estas alucinaciones pueden ser un proceso "descendente" del cerebro. Una teoría de las alucinaciones que está ganando apoyos en la comunidad científica sugiere que las alucinaciones pueden surgir cuando fuertes asociaciones entre una entrada sensorial y la percepción resultante disparan el percepto, incluso en ausencia de la entrada sensorial. Para explorar en mayor detalle esta posibilidad, Albert Powers et al. han adoptado un enfoque único al inducir alucinaciones auditivas en personas que oyen voces (algunas diagnosticadas de psicosis, otras autoidentificadas como clariaudientes), así como en personas que no las voces (algunas diagnosticados de psicosis, otras sanas como grupo de control). Las alucinaciones pueden ser inducidas, incluso en individuos sanos, empleando el condicionamiento pavloviano. Los investigadores entrenaron a los participantes para que asociaran un tono con un estímulo visual en un tablero de ajedrez; la alucinación inducida era "oír" el tono cuando los participantes veían el estímulo visual. Los investigadores variaban la intensidad del tono y, en ocasiones, no lo reproducían siquiera. Se solicitó a los participantes que indicaran si escuchaban un tono y valorasen hasta qué punto estaban seguros de su elección. Las personas del grupo que escuchaba voces resultaron mucho más propensas a sentirse muy seguras de haber oído un tono cuando en realidad no se había reproducido ninguno. El modelado computacional de su comportamiento desveló que tenían fuertes creencias de que las señales visuales estaban asociadas a tonos y estas creencias previas motivaron las alucinaciones en relación con los tonos. Por último, hacia el final del juego, los investigadores incluyeron un número mucho mayor de pruebas sin reproducción del tono. Descubrieron que los pacientes con una enfermedad psicótica diagnosticada (tanto los que escuchaban voces como los que no) no fueron capaces de reconocer el cambio. Los participantes sin enfermedad psicótica fueron más capaces de actualizar sus creencias acerca de la asociación -o ausencia de la misma- entre el tablero de ajedrez y el tono.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.