Public Release: 

Inteligencia artificial para el análisis del comportamiento al volante

Se trata de una herramienta que identifica un patrón de conducta y establece el perfil del conductor con una precisión superior al 90%

Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo

La startup brasileña Cobli (https://cobli.co) ha venido especializándose en soluciones tecnológicas para el monitoreo y la gestión del parque automovilístico. Al concentrar los esfuerzos en la seguridad, la empresa perfecciona una herramienta capaz de detectar el patrón de comportamiento de los conductores de vehículos mediante el análisis de datos recabados por rastreadores alimentados con energía solar.

Este proyecto se desarrolla con el apoyo (http://www.bv.fapesp.br/pt/auxilios/95809) del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE http://www.bv.fapesp.br/pt/3) de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo - FAPESP y se basa en la tecnología de aprendizaje de máquinas, un área de la Inteligencia Artificial. "Con base en los datos recabados, el algoritmo establece un perfil quien va al volante con una precisión de más del 90%", afirma el ingeniero Rodrigo Mourad, uno de los fundadores y socios de Cobli.

Según Mourad, al cabo de una o dos semanas de uso el sistema puede reunir una cantidad de datos -velocidades, aceleraciones, frenadas y ángulos de curvas- suficiente como para trazar un perfil del conductor que va al volante del vehículo. Dichos datos, directamente vinculados a la seguridad en el tránsito, también tienen impacto sobre la economía de la empresa, pues una forma de manejar más agresiva aumenta el consumo de combustible y los gastos de mantenimiento del vehículo.

El sistema también recaba datos sobre localización (vía GPS) y desempeño del vehículo, generando información a la cual se puede acceder a través de un smartphone o de una tablet. En caso de accidente, el dispositivo envía automáticamente un mensaje de emergencia vía SMS con la localización del vehículo a los contactos registrados de la familia o de la empresa del chofer.

Este sistema que la empresa ha desarrollado reemplaza al convencional "pin identificador" insertado en llaveros o tarjetas y leído por un sensor instalado en el vehículo, un recurso bastante utilizado actualmente en el segmento de logística. Mourad argumenta que este sistema puede ser fácilmente objeto de fraudes: basta con que un conductor le preste su tarjeta de identificación a otro. "El hardware es una solución estática, mientras que la logística es dinámica", complementa.

Energía solar

La estrategia de Cobli ha consistido en destinar recursos materiales y humanos a la ciencia de datos y a IoT (Internet de las Cosas, del inglés Internet of Things) aplicados a la logística. Por eso el proyecto PIPE, que se puso marcha en marzo de 2017 y culminará en febrero de 2019, actúa en dos frentes, a los efectos de mejorar tanto la metodología de recabado de datos como el análisis de los mismos.

Lucas Brunialti, experto en sistemas de información y director de tecnología de la empresa, explica que actualmente Cobli recolecta datos mediante un dispositivo electrónico que se conecta al OBD (del inglés On-Board Diagnostic), que es la entrada del sistema de control del automóvil. Este dispositivo es importado y lo utilizan también otras empresas que actúan en el área de logística. "La diferencia nuestra reside en el procesamiento de los datos recabados, que nos permite ofrecer informes útiles para la planificación de las rutas y la gestión de las flotas", dice.

Con el apoyo del PIPE en la Etapa 2 del proyecto, Cobli está desarrollando un nuevo dispositivo que no depende del conector OBD o de energía eléctrica: está equipado con una placa solar de 30 x 15 cm, y puede fijárselo en cualquier lugar del vehículo que reciba luz solar. Según Brunialti, el funcionamiento con energía solar ampliará las posibilidades de utilización de este aparato: "Podrá instalárselo incluso en la carrocería de un camión para efectuar el rastreo de la carga", dice el investigador. Dotado de una batería interna, este dispositivo capta energía solar durante algunas horas, por eso puede utilizárselo también por las noches.

La empresa ya posee un prototipo del nuevo dispositivo y espera finalizarlo este mismo año. "Varios clientes de Cobli han manifestado interés en probar el producto", afirma Mourad.

Desvíos al conducir

El otro aspecto del proyecto desarrollado con el apoyo de la FAPESP es la propia evolución del software. En la actualidad el sistema logra detectar diversas características del comportamiento al frente del volante, lo cual les permite a los clientes de Cobli identificar a sus conductores y orientar en forma personalizada a los que manejan en forma peligrosa. Gracias a este sistema, la empresa descubrió que los choferes que conducen por la ciudad de São Paulo tienen el hábito de disminuir alrededor de un 25% la velocidad de los vehículos al acercarse a un radar y volver a la velocidad anterior inmediatamente después de pasar por el mismo, por ejemplo. Además del riesgo que revisten las frenadas bruscas, este comportamiento también trae aparejados un mayor consumo de combustible y un mayor desgaste de elementos tales como neumáticos y componentes de los frenos.

El desafío ahora consiste en desarrollar un algoritmo que detecte desvíos en el patrón de comportamiento de los conductores. Con base en un conductor que el sistema ya reconoce, el objetivo es detectar rápidamente anomalías que puedan estar relacionadas con el consumo de estupefacientes, el sueño o el uso del celular mientras se conduce. Para arribar a un resultado eficiente, la colaboración con las empresas ha de ser fundamental en la etapa de alimentación de datos del sistema, dice Mourad. "Cuando se detecte una alteración en el patrón de manejo del vehículo, entraremos en contacto con la empresa para que verifique qué está sucediendo."

Una startup premiada

Actualmente Cobli posee un equipo de 50 empleados, de los cuales 20 son expertos en desarrollo de productos. "Contamos con ingenieros, científicos de datos, analistas financieros, diseñadores e incluso antropólogos, pues necesitamos conocer bien a los clientes para lograr que el sistema sea más útil y más fácil de usar", describe Mourad.

Toda esta estructura se creó en tan sólo tres años. La empresa nació en 2015, luego de que el emprendedor estadounidense Charles Parker Treacy se percató de que Brasil era una oportunidad de negocios. Graduado en Matemática por la Universidad Duke, Treacy cursaba entonces un MBA en la Universidad de Harvard y decidió invertir en el sector de logística en Brasil. La empresa nació sin el apoyo de una incubadora o de un instituto de investigación. Instalada en la ciudad de São Paulo, empezó con el capital de los socios y con una oficina propia.

###

En la actualidad, Cobli tiene más de 300 clientes en todo Brasil. Y colecciona premios, como es el caso del "Harvard Business School - New Venture Competition", obtenido en 2016, cuando compitió con 190 empresas de todo el mundo.

El año pasado, la herramienta de Cobli para la detección del modo de manejar de los conductores la llevó a ganar el premio Panel Logístico Senai 2017, concedido el Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial de Brasil en la categoría "Automatización, Tecnología de la Información y Nuevas Tecnologías".

Este año la empresa quedó incluida en la lista de "Las 100 startups brasileñas que hay que tener en la mira", dada a conocer a comienzos de abril. Este ranking es producto de una colaboración entre las revistas Pequenas Empresas & Grandes Negócios y Época Negócios, de la editorial Globo, con Corp.vc, de la consultora EloGroup. Las 100 empresas fueron seleccionadas entre 1.300 inscritas. Y Cobli entró en el ranking junto a otras ocho startups del estado de São Paulo que cuentan con el apoyo del PIPE.

Sobre la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP)

La Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP), creada en 1962, se ubica entre los más importantes organismos de fomento de la ciencia y la tecnología de Brasil. La Fundación selecciona y brinda apoyo a proyectos de investigación que presentan científicos vinculados a instituciones de educación superior e investigación científica del estado de São Paulo en todas las áreas del conocimiento: ciencias, tecnología, ingeniería, artes y humanidades. La FAPESP también apoya investigaciones en áreas consideradas estratégicas en Brasil, mediante programas orientados a grandes temas, tales como biodiversidad, cambios climáticos y bioenergía. FAPESP: http://www.fapesp.br.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.