Public Release: 

Un manejo innovador en la cría de tilapias reduce los gastos con alimento balanceado

Es un sistema en el cual se emplean tanques redondos de aluminio que flotan sobre conjuntos de botellas PET. Un silo con capacidad para 1.200 kg de comida libera la cantidad justa para que los peces se alimenten 48 veces por día

Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo

La empresa Fisher Piscicultura ha desarrollado un sistema innovador de cría de tilapias que disminuye los gastos con alimento balanceado y la mortalidad de peces, entre otros beneficios. Dicho sistema se encuentra actualmente en etapa de pruebas finales en el río Grande, en el límite entre los estados brasileños de São Paulo y Minas Gerais, más precisamente en el embalse formado por la Central Hidroeléctrica de Água Vermelha.

Esta innovación consiste en la utilización de estanques redondos de aluminio que flotan sobre conjuntos de botellas PET, aquéllas mismas que se emplean como envases de refrescos. Dentro de esos estanques, un conjunto de telas separan a los peces mayores y los menores y así facilitan la clasificación de los mismos, y la oferta de alimento balanceado se lleva a cabo mediante un dispensador automático con temporizador que funciona con energía solar. Este proyecto cuenta con el apoyo del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (PIPE http://www.bv.fapesp.br/pt/3) de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP).

La tilapia (Oreochromis niloticus), originaria del río Nilo, en África, es el pez más criado en Brasil y el 4º en todo el mundo. En Brasil, la producción de 357.639 toneladas en 2017 creció un 13,48% con relación al año anterior, de acuerdo con datos de la Asociación Brasileña de Piscicultura (PeixeBr). Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), la cría de tilapias movió 1.335 millones de reales en 2016. La producción brasileña se ubica detrás únicamente de las de China, Indonesia y Egipto. Este mercado en crecimiento demanda tecnología y costos menores para competir incluso en el mercado externo.

"Nuestro concepto de estanque redondo y flotante suministra un mejor sistema de producción. En gran parte de la piscicultura tradicional los estanques son cuadrados y el suministro de alimento balanceado queda a cargo de un trabajador, se mide en jarras y se arroja al vivero tres a cuatro veces por día. Nuestro sistema consiste en un estanque redondo en cuyo centro hay un silo con una capacidad como para almacenar 1.200 kilos (kg) de alimento balanceado y que libera una cantidad justa 48 veces por día", compara Helio de Souza Barbosa, creador del concepto del nuevo sistema y socio de la empresa.

"El temporizador modula la alimentación de los peces y homogeneiza los cardúmenes. Si los peces comen regularmente estarán siempre saciados: sólo comen lo necesario", dice Barbosa. El alimento balanceado representa el 70% del costo de producción de tilapias, comenta David Pulino, otro socio de la empresa. Pulino aún no ha estimado la cifra final para el gasto con alimento balanceado mediante el empleo de la tecnología que la empresa ha desarrollado, pero calcula que será inferior al 70%.

Una mayor productividad

La empresa Fisher, también con el apoyo del PIPE, está finalizando un proyecto que puso en marcha en el año 2016 para el análisis del manejo de los peces en una versión comercial, con experimentos en estanques con 60 mil, 80 mil y 100 mil peces.

La coordinación de dicho proyecto está a cargo del zootecnista João Donato Scorvo Filho, investigador jubilado de la Agencia Paulista de Tecnología de Agronegocios (APTA), de la Secretaría de Agricultura y Abastecimiento del Estado, y cuenta con la colaboración de otros científicos de la agencia. "Durante el primer proyecto del PIPE en 2014, realizamos las pruebas en el tanque con 20 mil peces a los efectos de verificar si era factible: investigamos los puntos débiles para corregirlos. Ahora estamos realizando un seguimiento completo de los parámetros y de todo el sistema productivo", explica Scorvo Filho.

La concepción del tanque estuvo a cargo de Barbosa, en tanto que su construcción quedó bajo la responsabilidad de los ingenieros de la empresa. Antes de trabajar en Fisher, Barbosa administraba una piscicultura con más de 1.000 estanques tradicionales, con tratamiento manual que requería de la labor de una gran cantidad de personal dedicado muchas veces a tareas "penosas", y el uso de cuantiosas embarcaciones para lograr la productividad anhelada. "Concebí el nuevo tanque para achicar los costos, disminuir la mano de obra e incrementar la productividad."

La empresa remitió ambos proyectos a la FAPESP luego de construir el primer prototipo. Además de perfeccionar la tecnología, los proyectos sistematizan una nueva solución de manejo que podrá vendérseles a otros productores. "Estamos cosechando resultados para documentar y afianzar un modo de producción y un plan de negocio con resultados superiores a los de la tradicional piscicultura brasileña", dice Barbosa. Para Scorvo Filho, la inversión inicial en este nuevo modelo de negocio será mayor que la del manejo tradicional, pues la tecnología es más cara; pero la vida útil y la escala de producción serán bastante mayores, y el retorno del capital será más rápido.

Los estanques redondos miden internamente 12 m de diámetro por 4,5 m de profundidad y están revestidos con telas de un tipo de alambre que dificulta la incrustación del mejillón dorado (Limnoperna fortunei), un molusco que llega accidentalmente en el agua de lastre de barcos provenientes de Asia y que se ha transformado en una plaga en los ríos del sur y el sudeste de Brasil; y también se encuentra presente ahora en algunos ríos del centro-oeste del país. Dentro de los estanques se insertan telas en mallas con medidas distintas, adecuadas a las necesidades de manejo de los peces. Estas telas facilitan la clasificación de los peces de acuerdo con sus tamaños, y ayudan a disminuir la mortalidad. En los criaderos tradicionales, cuando las tilapias llegan a un determinado tamaño, se hace necesario su traslado a otros tanques, lo cual requiere el retiro de los peces del agua, y esto genera muchas muertes.

En el sistema de Fisher, no se retiran los peces del agua para cambiarlos de estanque. El sistema de telas conduce a los peces mayores a un estanque similar a un pedazo de queso triangular. Confeccionado con alambres, dicho estanque es retirado del círculo central y desplazado por debajo del agua hacia otro estanque. "Cuando los peces pesan alrededor de 330 gramos, los ponemos en otros estanques para su engorde hasta la faena, cuando pesan 900 gramos", explica Barbosa. Todo este sistema ya cuenta con una patente depositada en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (Inpi) de Brasil. "La mortalidad de tilapias supera el 20% en los criaderos comerciales. Nosotros actualmente llegamos al 8%, pero nuestra meta es bajar ese índice a entre el 3% y el 5% a lo sumo", explica Pulino.

Otra ventaja que pregona Fisher es la facilidad de mantenimiento y de limpieza de las estructuras para la extracción del mejillón dorado. Los estanques de Fisher emergen y quedan fuera del agua mediante la inyección de aire en tambores situados en la parte inferior de la estructura de aluminio. En los criaderos tradicionales se hace necesario el uso de balsas con grúas para elevar los tanques o contratar buzos para que realicen ese trabajo.

Fisher fue fundada en 2011. Tiene su sede en Belo Horizonte y una sucursal en Riolândia, una ciudad del estado de São Paulo situada a orillas del río Grande, en donde se está probando el sistema de cría de la empresa, que obtuvo los permisos para operar en un área de acuicultura ubicada en el lago de la Central Hidroeléctrica de Água Vermelha, concedidos por la Compañía Ambiental del Estado de São Paulo (Cetesb) y por el entonces Ministerio de Pesca y Acuicultura de Brasil.

En los proyectos PIPE, Fisher cuenta con la colaboración -sumada a la asociación con APTA - de investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidade Estadual Paulista (Unesp) de la localidad de Botucatu para la realización de estudios sobre índices zootécnicos tales como incremento de peso, conversión alimentaria, aspectos limnológicos (ecosistema acuático) y desarrollo de la automatización alimentaria en la cría de tilapias. El alimentador automático utilizado en el proyecto es un equipo desarrollado por el profesor Claudio Angelo Agostinho, de la Unesp.

###

Sobre la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP)

La Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP), creada en 1962, se ubica entre los más importantes organismos de fomento de la ciencia y la tecnología de Brasil. La Fundación selecciona y brinda apoyo a proyectos de investigación que presentan científicos vinculados a instituciones de educación superior e investigación científica del estado de São Paulo en todas las áreas del conocimiento: ciencias, tecnología, ingeniería, artes y humanidades. La FAPESP también apoya investigaciones en áreas consideradas estratégicas en Brasil, mediante programas orientados a grandes temas, tales como biodiversidad, cambios climáticos y bioenergía. FAPESP: http://www.fapesp.br.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.