Public Release: 

Un tratamiento combinado fortalece el sistema inmunitario en la vejez

American Association for the Advancement of Science

IMAGE

IMAGE: TORC1 contributes to aging in all species. This material relates to a paper that appeared in the 11 July, issue of Science Translational Medicine, published by AAAS. The paper, by... view more 

Credit: resTORbio

Un grupo de científicos ha descubierto que un tratamiento combinado mejora de forma segura la capacidad del sistema inmunitario para combatir las infecciones en personas de edad avanzada. Los resultados obtenidos en el ensayo clínico de fase 2a sugieren que el tratamiento podría sentar las bases para la creación de tratamientos que disminuyan la incidencia y el gasto sanitario de infecciones como la gripe y la neumonía en personas mayores, cuyos sistemas inmunitarios no son tan fuertes como los de individuos más jóvenes. Las infecciones representan una de las principales causas de mortalidad entre las personas mayores de 65 años, un hecho que ha impulsado a los investigadores a ahondar en posibles formas de devolver al sistema inmunitario la capacidad de reconocer y neutralizar las amenazas. Algunas investigaciones anteriores habían demostrado que la inhibición de un complejo proteico llamado «TORC1» ampliaba la esperanza de vida y mitigaba el deterioro del sistema inmunitario en ratones ancianos. A partir de este descubrimiento, Joan Mannick y sus colegas diseñaron un ensayo clínico para investigar si la inhibición de TORC1 podría preservar la función inmunitaria en los ancianos. El estudio contó con la participación de 264 voluntarios sanos de más de 65 años, quienes fueron divididos en cuatro grupos. Tres de los grupos recibieron diferentes dosis de RAD001 o de BEZ235, dos inhibidores del TORC1, durante seis semanas, y uno de los grupos recibió dosis bajas de ambos compuestos. Los autores descubrieron que el grupo que recibió ambos inhibidores presentó una menor incidencia de todas las infecciones durante un año (1,49 infecciones por persona) a partir del inicio de tratamiento, en comparación con un grupo que recibió un placebo (2,41 infecciones por persona). Asimismo, los sujetos que recibieron el tratamiento mostraron una mejor respuesta inmunitaria hacia una vacuna contra la gripe estacional que recibieron dos semanas después de la finalización del tratamiento. Mannick et al. sostienen que en estudios futuros debería analizarse en mayor detalle cuánto duran los efectos beneficiosos del tratamiento y determinar los mecanismos responsables de la disminución de las tasas de infección.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.