Public Release: 

Un nuevo tratamiento reduce dolor en pacientes con fibromialgia

Con un aparato desarrollado en el Centro de Investigaciones en Óptica y Fotónica de Brasil se efectúan aplicaciones simultáneas de láser y ultrasonido, con acción analgésica y antiinflamatoria

Fundação de Amparo à Pesquisa do Estado de São Paulo

Un nuevo aparato que permite la emisión conjunta de láser de baja intensidad y ultrasonido terapéutico hace que disminuya considerablemente el dolor de los pacientes con fibromialgia.

Las aplicaciones en las palmas de las manos y no en los puntos de dolor distribuidos por el cuerpo generan una mayor acción analgésica y antiinflamatoria. Como consecuencia de la disminución del dolor, los pacientes experimentaron también una mejoría en el sueño, en la capacidad de ejecutar tareas cotidianas y en su calidad de vida en general.

En un artículo publicado en Journal of Novel Physiotherapies, investigadores del Centro de Investigaciones en Óptica y Fotónica (CEPOF) -un Centro de Investigación, Innovación y Difusión (CEPID) que cuenta con el apoyo de la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP)- describen la aplicación concomitante de láser y ultrasonido durante tres minutos en las palmas de las manos de pacientes diagnosticados con fibromialgia, en un tratamiento con un total de 10 sesiones dos veces por semana.

"Son dos innovaciones en el mismo estudio: la del aparato y la del protocolo de tratamiento. Al efectuar la emisión conjunta de ultrasonido y de láser logramos normalizar el umbral de dolor del paciente. En tanto, el tratamiento en las palmas de las manos se contrapone al tipo de atención que se realiza actualmente, sumamente enfocado en los puntos de dolor", dijo Antônio Eduardo de Aquino Junior, investigador del Instituto de Física de São Carlos (IFSC) de la Universidad de São Paulo (USP), en Brasil, y uno de los autores del artículo.

Esta investigación contó también con el apoyo económico del Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y de la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), ambos organismos del gobierno federal brasileño.

En el marco de este estudio, dirigido por Vanderlei Salvador Bagnato, profesor titular y director del IFSC-USP, 48 mujeres con edades entre 40 y 65 años diagnosticadas con fibromialgia quedaron divididas en seis grupos de ocho cada uno en la Unidad de Investigación Clínica, una colaboración del IFSC con el hospital Santa Casa de Misericordia del municipio paulista de São Carlos.

A tres grupos se les aplicaron emisiones de láser, ultrasonido o la combinación de ultrasonido y láser en el área del músculo trapecio. En los otros tres grupos el tratamiento se enfocó en las palmas de las manos.

Los resultados mostraron que el tratamiento realizado en las manos fue más eficiente para los tres tipos de técnicas, y el tratamiento con la combinación de láser y ultrasonido generó una mejoría significativa en las pacientes. La evaluación de los resultados de cada tipo de aplicación se basó en protocolos tales como el Cuestionario de Impacto de la Fibromialgia (FIQ) y la Escala Visual Analógica (EVA).

En la comparación entre el ultrasonido, el láser y el ultraláser aplicados sobre el músculo trapecio, se registró un porcentaje de diferencia del 57,72% en la mejoría de la funcionalidad y de un 63,31% en la disminución del dolor a favor del grupo de ultraláser. En tanto, en la comparación entre el tratamiento en el musculo trapecio y en las palmas de las manos con ultraláser hubo un porcentaje de diferencia del 75,37% en la reducción de dolor a favor del tratamiento enfocado en las palmas de las manos.

Puntos sensibles

La idea de poner a prueba los efectos del nuevo aparato en aplicaciones en la zona de las manos surgió de una revisión de la literatura científica.

"Estudios anteriores indicaron que los pacientes con fibromialgia poseen una cantidad mayor de neurorreceptores cerca de los vasos sanguíneos de las manos. En algunos pacientes incluso pueden observarse puntos rojos en esas zonas. Por eso cambiamos el enfoque y probamos la actuación directa en esas células sensoriales de las manos, y no sólo en los llamados puntos gatillo del dolor como el músculo trapecio, una zona habitual de mucho dolor en pacientes fibromiálgicos", dijo Juliana da Silva Amaral Bruno, fisioterapeuta y primera autora del estudio.

La investigación demostró que la acción en las manos genera resultados en todos los puntos de dolor del cuerpo de los pacientes. El mismo grupo publicó otro artículo, también en Journal of Novel Physiotherapies, sobre un estudio de caso de la aplicación del aparato en los puntos dolorosos. Aunque los resultados de ese primer estudio fueron sido satisfactorios, no fue posible hacer disminuir el dolor de la paciente en términos globales.

"Los resultados de la aplicación de ultrasonido y láser juntos en los puntos de dolor como el músculo trapecio fueron sumamente positivos, pero no llegaba a las otras principales inervaciones afectadas por la enfermedad. En tanto, el tratamiento en las palmas de las manos generó un resultado global, al restablecer la calidad de vida de los pacientes y eliminar el dolor, por supuesto", dijo Da Silva Amaral Bruno.

De acuerdo con este estudio, la normalización de flujo sanguíneo tanto periférico como cerebral a partir de las áreas sensibles de las manos promueve la normalización del umbral de dolor del paciente en el transcurso de las sesiones.

"Es importante recordar que esto no es una cura sino una forma de tratamiento con la cual no se hace necesario el uso de medicamentos", declaró De Aquino.

La fibromialgia es una enfermedad crónica invisible que afecta a entre un 3% y un 10% de la población mundial, con mayor incidencia entre las mujeres. Pese a sentir dolores constantes en casi todo el cuerpo, los pacientes no exhiben lesiones, inflamaciones o degeneración de tejidos. Esta enfermedad también está envuelta en otros dos misterios: aún no se conoce su causa, y menos que menos se cuenta con una cura para ella.

El tratamiento estándar se basa en la práctica de actividades físicas, la aplicación de antiinflamatorios, analgésicos y la terapia psicológica, ya que los pacientes suelen exhibir también un cansancio extremo, dificultades para concentrarse, mareos y cuadros de depresión y ansiedad.

Según De Aquino, el nuevo aparato que emite conjuntamente ultrasonido y láser saldrá al mercado a comienzos de 2019. E investigadores del CEPOF lo están sometiendo a pruebas para el tratamiento de otras patologías.

"Estamos realizando pruebas con osteoartritis en las rodillas, las manos y los pies, y los resultados también han sido interesantes. Y se están estructurando otros proyectos para otras enfermedades", dijo el investigador.

###

Sobre la Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP)

La Fundación de Apoyo a la Investigación Científica del Estado de São Paulo (FAPESP), creada en 1962, se ubica entre los más importantes organismos de fomento de la ciencia y la tecnología de Brasil. La Fundación selecciona y brinda apoyo a proyectos de investigación que presentan científicos vinculados a instituciones de educación superior e investigación científica del estado de São Paulo en todas las áreas del conocimiento: ciencias, tecnología, ingeniería, artes y humanidades. La FAPESP también apoya investigaciones en áreas consideradas estratégicas en Brasil, mediante programas orientados a grandes temas, tales como biodiversidad, cambios climáticos y bioenergía. FAPESP: http://www.fapesp.br.

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.