Public Release: 

La exposición a neonicotinoides altera el comportamiento social de las abejas, afectando a la salud de las colonias

American Association for the Advancement of Science

Empleando una delgada plataforma robótica automatizada para infiltrarse y espiar la conducta de los abejorros, los investigadores han descubierto los perjudiciales efectos de los pesticidas neonicotinoides sobre el comportamiento social de las abejas, destacando así el amplio alcance de los insecticidas sobre la salud de las colonias de abejas. Dado que probablemente se trate del polinizador más importante, las abejas son de una importancia fundamental para la producción de cultivos agrícolas y para la supervivencia de la mayoría de las plantas con flores de la Tierra. Sin embargo, y a pesar de esta importancia, el número de abejas ha disminuido en todo el mundo. Se ha demostrado que los compuestos neonicotinoides --la clase de insecticidas más utilizada-- tienen un gran impacto en las abejas, siendo probablemente los culpables de contribuir a la reducción de la población de especies polinizadoras. Entre los efectos negativos más destacables de los neonicotinoides se encuentra una reducción en el tamaño de las colonias; sin embargo, sigue siendo un misterio en qué modo la exposición perturba los sistemas de comportamiento dentro del nido que impiden el crecimiento de las colonias. Para determinar estos efectos, James Crall y sus colegas utilizaron una innovadora plataforma robótica automatizada que supervisó el comportamiento de las obreras en múltiples colonias de abejorro. Crall et al. expusieron algunas de las colonias a concentraciones ambientalmente realistas de imidacloprid, un tipo común de neonicotinoide. La exposición a este pesticida neurotóxico resultó en cambios mensurables en el comportamiento de las abejas obreras dentro del nido. Los resultados muestran que las obreras expuestas a imidacloprid se mostraban menos activos y menos propensas a alimentarse y cuidar de las larvas, así como más propensos a situarse hacia la periferia del nido. Curiosamente, estos efectos de comportamiento difirieron enormemente en función de la hora del día, siendo mayores la inactividad y la reducción de la atención a las larvas por parte de las obreras durante la noche. Además, un análisis de colonias de forrajeo libre en el campo demostró que la exposición a imidacloprid perjudicaba la termorregulación de colonias. Los resultados proporcionan una explicación a la reducción de tamaño y al aumento de la mortalidad de las colonias expuestas a neonicotinoides, que podría ser el resultado de un deterioro en los comportamientos sociales, en el cuidado de crías y en el control de la temperatura por parte de las obreras dentro del nido. En un artículo de Perspective relacionado, Nigel Raine discute las implicaciones del estudio de Crall et al. sobre la mejora de las futuras evaluaciones de riesgo del impacto de los pesticidas en las abejas.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.