Public Release: 

El crowdsourcing acelera la localizacion de sismos

Datos de conexión web y tweets ayudan a localizar sismos rápidamente

GFZ GeoForschungsZentrum Potsdam, Helmholtz Centre

Los datos producidos por utilizadores de internet pueden ayudar a acelerar la detección de sismos percibidos por la población. Una información rápida y precisa es necesaria en caso de un sismo: la localización epicentral, profundidad y magnitud son los parámetros fundamentales para estimar sus posibles consecuencias o catástrofes asociadas. Con el fin de de acelerar este proceso, un grupo internacional de científicos ha desarrolado un método en el que se combinan en tiempo real datos sismológicos de la información derivada del monitoreo de sitios web; de la App para smartphone LastQuake y vía Tweeter. Este método reduce de manera significativa el tiempo de detección de un terremoto cuando éste es percibido por la población y gracias a ello, es posible acelerar su posterior localización sísmica. Los resultados de esta investigación se publicaron hoy en la revista "Sciences Advances".

El EMSC es uno de los centros de información sismológica más importantes a nivel mundial y distribuye libremente información y datos sísmicos por vía de sus sitios web (http://www.emsc-csem.org, m.emsc.eu), la App smartphone LastQuake y Twitter. El EMSC promueve el uso de información obtenida colaborativamente (crowdsourced) con el fin de compilar testimonios, fotos y videos obtenidos tras un sismo, e interpretar esta información macrosísmica para mejorar la preparación y conciencia respecto al riesgo sísmico.

Robert J. Steed, Amaya Fuenzalida, Aurélien Dupont and Rémy Bossu, del Centro Sismológico de Europa y el Mediterráneo (EMSC) en Francia, desarrollaron una nueva metodología para la rápida localización de sismos junto al sismólogo húngaro István Bondár, un experto con una gran trayectoria en técnicas de localización y con el apoyo de los servicios globales de monitoreo sísmico del Centro Alemán de Geociencias (GFZ) y su red sismológica GEOFON. Esta red cuenta con más de mil estaciones distribuidas a nivel mundial que registran en tiempo real los movimientos sísmicos y actualmente es uno de los proveedores más veloces de información sísmica.

Usualmente el software desarrollado en el GFZ toma entre 3 y 8 minutos después de un sismo en calcular su localización y magnitud. Esta información se publica inmediatamente en línea y se difunde a las organizaciones asociadas. El nuevo método desarrollado por el EMSC puede acelerar este proceso hasta de 1 a 3 minutos para los sismos percibidos por la población. Despues de haber sentido un sismo, las personas buscan información rápidamente en internet o publican en Tweeter sobre su experiencia. El brusco aumento en el número de conexiones y de la demanda de información son detectados rápidamente por el EMSC y gracias a la localización geográfica de los usuarios, es posible determinar una región acotada donde el sismo tuvo lugar. El algoritmo incorpora la tasa de conexiones en el sitio del EMSC, la App LastQuake y la búsqueda por la palabra "sismo" en 59 idiomas en Twitter. Gracias a esta veloz determinación geográfica inicial, la incorporacion de datos sísmicos de la red GEOFON es reducida a la región de interés, simplificando el problema de asociación de fases sísmicas y acelerando la localización epicentral final. En el reciente estudio publicado fueron analizados más de 1500 sismos durante 2016 y 2017. El tiempo necesario para estimar localizaciones de calidad fue reducido más de un minuto en comparación a cuando se utilizan únicamente los datos sísmicos.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.