News Release 

Los estudios sobre alimentación domiciliaria conducirán a nuevos descubrimientos en la ciencia de la nutrición humana

American Association for the Advancement of Science

La confusión del público sobre lo que constituye una dieta saludable está relacionada en parte con los estudios sobre nutrición que no estandarizan los alimentos consumidos por parte de los participantes en la investigación o la adhesión de los participantes a los programas de dieta, según argumenta Kevin Hall en este artículo de Perspective. Según Hall, los estudios sobre alimentación domiciliaria -que involucran a sujetos que se alojan y alimentan en instalaciones cómodas pero controladas- podrían mejorar en gran medida la comprensión de las influencias dietéticas sobre la salud. Si bien existe consenso con respecto de los aspectos fundamentales de lo que constituye una dieta saludable, dicho consenso se erosiona rápidamente cuando se discuten cuestiones más específicas sobre una óptima nutrición humana. Recientemente se ha cuestionado si la ciencia moderna de la nutrición está a la altura de la tarea de responder a estas preguntas relacionadas. Lo que agrava el problema, según Hall, es la falta de estudios cuidadosamente controlados para explorar esta cuestión. "... Imagine tratar de desarrollar un nuevo medicamento sin estar seguro de que los investigadores puedan administrar cantidades del fármaco a los sujetos o medir objetivamente su respuesta a la dosis", escribe. Muchos estudios de dieta aleatorizados -a menudo basados en métricas subjetivas proporcionadas por los participantes y que rara vez verifican o controlan directamente el consumo de alimentos dentro o fuera del estudio- en realidad no revelan los efectos de consumir diferentes dietas, sino los efectos en personas que siguen diferentes consejos dietéticos. Los resultados de estos estudios "combinan la adhesión a la dieta con los efectos de la dieta", afirma. Hall argumenta que necesitamos facilitar más estudios de nutrición humana en los que los sujetos puedan residir cómodamente de forma continuada en un centro de investigación, lo que permitiría a los investigadores controlar y medir objetivamente su ingesta de alimentos. Unos estudios de alimentación domiciliaria bien diseñados podrían ayudar a dilucidar los mecanismos fundamentales por los cuales los cambios conocidos en la dieta nos afectan a todos, proporcionando gran cantidad de información sobre las complejas interacciones entre cambios en la dieta, microbiota y fisiología del huésped, por ejemplo, así como proporcionar biomarcadores de dieta estandarizados y tecnología de prueba que se pueda utilizar en estudios de dieta longitudinal para evaluar las asociaciones entre dieta y enfermedad. Hall también señala las limitaciones de estos estudios, como el hecho de que "siempre se requerirán estudios sobre nutrición a largo plazo en personas de vida libre".

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.