News Release 

Odontólogos de RUDN University descubrieron la causa del desgaste prematuro de los implantes dentales

RUDN University

Research News

IMAGE

IMAGE: A team of dentists from RUDN University confirmed that a change in the dominant side of chewing is a reason for the early deterioration of dental implants. Such a change... view more 

Credit: RUDN University

Unos odontólogos de RUDN University han descubierto que la causa del desgaste prematuro de los implantes dentales es el cambio en el lado habitual de masticación. Se concluyó que esto no solo dificulta el acostumbrarse a la prótesis, sino que también conduce a cambios patológicos en el tejido óseo de la mandíbula. Este descubrimiento ayudará a los odontólogos a planificar la recuperación de pacientes después de colocar implantes. Los resultados fueron publicados en la revista European Journal of Dentistry.

Cada año, se colocan hasta 2 millones de implantes dentales en el mundo, sobre los cuales se colocan prótesis fijas. Esto es una forma eficaz de restaurar un diente perdido o deformado sin afectar a la calidad de vida del paciente. Los implantes modernos usualmente se hacen de titanio, son resistentes y se arraigan rápidamente en la mandíbula. El único problema es el desgaste prematuro en el 4-5% de los casos, el cual es causado por microdaños debido a un incorrecto cálculo de la carga en el implante antes de la operación. En consecuencia, la unión del metal con el hueso se descompone, las bacterias ingresan en el implante dando origen al proceso inflamatorio. Unos odontólogos de RUDN University han sugerido que las cargas en el implante aparecen por cambiar de lado habitual de masticación en los primeros meses después de la cirugía.

La mayoría de las personas no mastican los alimentos de forma simétrica en ambos lados de la mandíbula. Hasta el 75% de los movimientos se realizan por el lado habitual de masticación. Cuando existe un diente enfermo, el paciente puede cambiar el lado habitual de masticación. Se necesitan de 3 a 4 meses para acostumbrarse a una prótesis dental. Durante este tiempo, el tipo de masticación y la carga sobre los dientes cambian. Por tanto, el paciente se puede acostumbrar a masticar por el lado equivocado de la mandíbula, justo antes de la operación, cuando la carga sobre el implante ya se ha calculado. Sin embargo, hasta ahora no se había investigado cómo un cambio radical en los hábitos de masticación podría afectar el estado de los implantes dentales.

Los odontólogos de RUDN University monitorearon la recuperación de 64 pacientes después de colocar implantes dentales. El estudio incluyó solo a adultos, los cuales necesitaban prótesis estrictamente en un lado de la mandíbula. Una cirugía en ambos lados a la vez no permitiría comparar el efecto de cambiar el lado habitual de masticación. Antes de la operación y después de ella (dos veces en un año), los especialistas realizaron radiografías de los dientes, midieron la fuerza de los músculos masticadores y, en algunos casos, realizaron tomografía de los maxilares. Los resultados del tratamiento se evaluaron mediante cuestionarios.

40 pacientes (el 62.5%), cambiaron el lado habitual de masticación después de la operación. Los odontólogos de RUDN University han planteado que esto sucede con mucha frecuencia, ya que después de colocar prótesis, las personas regresan al tipo de masticación que era habitual antes de perder un diente. Los odontólogos compararon a este grupo de pacientes con los que mantenían el mismo lado de masticación y descubrieron que cambiar de lado causa más problemas en la formación de hueso. Las radiografías de 4 pacientes del grupo que cambiaron el lado de masticación mostraron los primeros signos de lesiones en el tejido alrededor del implante. Entre los pacientes cuyo lado de masticación no cambió, solo se encontró un caso. En los primeros seis meses después de la operación, los pacientes que cambiaron el lado de masticación calificaron su adaptación a las prótesis en promedio un 22% peor que los pacientes que no realizaron el cambio.

"Cambiar el lado habitual de masticación es un factor importante en la adaptación del paciente a los implantes dentales. Y como muestra nuestra investigación, también puede ser la causa de procesos patológicos, los cuales pueden conducir a la pérdida de un implante. Los odontólogos deben ser conscientes de la incidencia de tales cambios, considerarlos en el desarrollo de planes para la rehabilitación postoperatoria de sus pacientes y durante los controles periódicos", expresó Igor Voronov, Doctor en Ciencias Médicas, catedrático del Departamento de Ortopedia Dental de RUDN University.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.