News Release 

Mejorar la seguridad vial para reducir los delitos y la violencia

Mejorar la seguridad vial en ciudades puede reducir la tasa de crímenes violentos que se sufren en una ciudad, según apunta una nueva investigación de UCL.

University College London

Research News

Expertos que analizan datos relacionados a accidentes viales y a delitos de la Ciudad de México se encontraron una sorprendente sincronía entre los dos fenómenos cuando el momento de su ocurrencia se analizan de manera semanal. Ello sugiere que la prevención de accidentes viales puede ayudar a combatir el delito de la ciudad al lograr un sistema policíaco más eficiente.

El artículo que se publicó en la edición especial de PLOS ONE dedicada a Cities as Complex Systems, se analizaron el lugar y el momento en el que casi un millón de choques y poco más de 200,000 delitos violentos ocurrieron entre enero de 2016 y marzo de 2020 en la Ciudad de México, creando así los "pulsos" de la ciudad, llamados así por su similitud con un electrocardiograma.

El patrón de choques y de delitos son similares entre los distintos días, lo cual no había sido explorado. Los autores encontraron "valles" en el pulso de delitos y choques en las noches, mientras que se encontraron "picos" repetidamente al medio día y en la tarde. La frecuencia de choques aumenta 7.5 veces entre los valles y los picos, mientras que la frecuencia de choques varía 12.3 veces. Es decir, cuando la ciudad atraviesa un pico en las tardes, se cometen 7.5 veces más delitos y ocurren 12.3 veces más choques que durante un valle.

El autor principal, el Dr. Rafael Prieto Curiel (UCL CASA) nos comentó que "Distintas partes de la ciudad tienen un pulso diferente. Un vecindario con bares y restaurantes tiene un pulso muy distinto a un vecindario residencial, uno con muchas escuelas o uno con muchas oficinas. Las actividades que se llevan a cabo en alguna colonia es una de las principales razones por las que observamos pulsos sumamente diferentes, lo que nos permite pronosticar y proyectar delitos y la demanda de recursos de ese lugar".

Analizar la relación temporal que existe entre choques y delitos es muy novedoso. El equipo analizó el lugar y el tiempo en el que ocurren los eventos, gracias a lo cual lograron construir un pulso para toda la ciudad y un pulso para distintos vecindarios. Ese pulso se analizó conforme a su distancia al centro de la ciudad y por su distancia al Metro y otras estaciones de transporte público, creando así mosaicos en la ciudad. Los resultados muestran que mosaicos cercanos suelen tener un pulso similar, es decir, picos y valles en los mismos momentos de la semana, pero también hay una relación con la actividad económica y social del mosaico.

El método desarrollado por el equipo se puede aplicar a distintos tipos de eventos y se puede generalizar a otras ciudades, detectando así el pulso que domina otros lugares, y sus correspondientes picos y valles.

Utilizar ciclos semanales genera un método muy sencillo para predecir los eventos de la siguiente semana, lo cual es muy valioso para la Policía de la ciudad. Todas las ciudades tienen ciertos recursos aplicados a reaccionar y prevenir delitos y, aunque en diferente magnitud, a mejorar la seguridad vial.

El Dr. Prieto Curiel agregó que "prevenir choques podría mejorar la manera en la que se utilizan recursos de seguridad en la ciudad, y gracias a ello, prevenir y reaccionar mejor ante delitos. Desafortunadamente los choques de cierta severidad requieren la presencia de policías para asegurar el área y dirigir el tráfico por distintas avenidas. Y, como ambos eventos tienen mucha sincronía, el momento en el que más recursos son utilizados para atender choques en la ciudad, es también el momento en el que más se requieren para prevenir y reaccionar ante delitos y llamadas al 9-1-1. Los choques hacen que la reacción ante delitos sea más lenta e ineficiente".

Los accidentes viales cobran la vida de más de 1.3 millones de personas en el mundo, y adicionalmente, 50 millones de personas sufren accidentes serios. Los choques cobran tres veces más vidas en el mundo que todos los delitos y la violencia, combinados.

Adicionalmente, los crímenes y los accidentes se convierten cada vez más en un problema urbano. En México, por ejemplo, algunas de sus ciudades sufren casi el doble de delitos por cada cien mil habitantes que el nivel nacional, así que no es sorprendente que una gran parte de la población urbana de ese país vive con miedo al crimen. En Estados Unidos, por ejemplo, 54% de las muertes por accidentes viales que ocurrieron en 2018 sucedieron en alguna ciudad, mientras que en el año 2000 solo 40% de las muertes por accidentes fueron en alguna ciudad.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.