News Release 

Según un estudio aerotransportado, los relámpagos aumentan la capacidad de limpieza de la atmósfera de la Tierra

American Association for the Advancement of Science

Research News

Los radicales hidroxilo -especies químicas cruciales para la capacidad de autolimpieza de la atmósfera- son producidos directamente por los rayos y en cantidades mucho mayores de lo esperado, según un nuevo estudio. El análisis también revela un mecanismo previamente desconocido que puede ser responsable de una proporción sustancial de la oxidación atmosférica global. Los científicos saben que los rayos aumentan la capacidad de la atmósfera para limpiarse mediante la producción de óxido nítrico (NO) reactivo que, mediante la química atmosférica posterior, conduce finalmente a la formación de oxidantes atmosféricos, incluidos el ozono (O3) y los radicales hidroxilo (OH). El OH es la especie oxidante más importante de la atmósfera, dado que controla las concentraciones de gases tóxicos y relevantes para el clima, como el monóxido de carbono y el metano. Si bien los estudios de modelos anteriores han sugerido la posibilidad de que los relámpagos puedan generar directamente estas especies oxidantes, se cree que la vida útil estimada de este OH es demasiado corta para contribuir de forma destacada a la oxidación atmosférica. En esta ocasión, William Brune y sus colegas presentan un análisis de datos de un estudio aerotransportado de 2012 sobre nubes tormentosas convectivas profundas en el que participó el avión DC-8 de la NASA. Informan de cantidades extremas no observadas previamente de radicales hidroxilo e hidroperoxilo (HO2) atmosféricos que se generan directamente por las chispas de los rayos y en otras áreas electrificadas de la nube de tormenta. Según Brune et al., estas cantidades se encuentran varios órdenes de magnitud por encima de cualquier medición atmosférica previa de OH o de HO2. Si bien no existe certeza, los resultados sugieren que el OH generado por rayos en todas las tormentas que ocurren a nivel mundial en un momento dado podría ser responsable de entre el 2 y el 16 % de la capacidad oxidante de la atmósfera de la Tierra.

###

Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.