News Release

Los lagartos demuestran una rápida evolución frente al frío extremo

Peer-Reviewed Publication

American Association for the Advancement of Science (AAAS)

Lizards Demonstrate Rapid Evolution in the Face of Extreme Cold

image: University of Illinois animal biology professor Julian Catchen, left, postdoctoral researcher Shane Campbell-Staton and their colleagues found genetic, regulatory and physiological signatures of natural selection in green anole lizards that survived a bout of extremely cold weather in South Texas. This material relates to a paper that appeared in the Aug. 4, 2017, issue of <i>Science</i>, published by AAAS. The paper, by S.C. Campbell-Staton at University of Illinois in Champaign, Ill., and colleagues was titled, "Winter storms drive rapid phenotypic, regulatory, and genomic shifts in the green anole lizard." view more 

Credit: L. Brian Stauffer

Mediante el estudio de una población de lagartijas antes y después de que una repentina ola de frío golpeara a los Estados Unidos, un grupo de científicos ha observado que la población superviviente atravesó un rápido proceso de adaptación en respuesta a dicho evento. Estos resultados demuestran que una subpoblación puede responder rápidamente --incluso en una generación-- a eventos climáticos extremos. La primera medición directa de la influencia de la selección natural en una población salvaje tras un evento climático breve pero extremo fue realizada en 1898 por el biólogo Hermon Bumpus, quien descubrió que el tamaño de los gorriones cambiaba en respuesta a una fuerte tormenta de nieve. Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos y para sorpresa de muchos, todavía hay pocos ejemplos de respuesta biológica frente a eventos climáticos intensos. En este estudio, Shane C. Campbell-Staton y sus colegas han medido la temperatura umbral en la cual el lagarto anolis verde, o Anolis carolinensis, pierde la coordinación, en cinco puntos diferentes de Texas en agosto del 2013. Realizaron las mismas mediciones tras una ola de frío extremo que tuvo lugar durante el invierno 2013-2014, alcanzando temperaturas significativamente más frías que las de los 15 años anteriores, pero descubrieron que los lagartos del sur que sobrevivieron mostraban una mayor resistencia al frío de la que habían tenido antes del evento climático, con niveles similares a los lagartos del norte. Asimismo, la secuenciación de ARN reveló 14 regiones genómicas que mostraron una significativa discrepancia entre los individuos antes y después de la tormenta. De manera interesante, el cambio en la expresión génica solo ocurrió en la población del sur, que mostró una mutación genética con tendencia a parecerse a las poblaciones de más hacia el norte; las poblaciones de dicha zona, por el contrario, no mostraron ningún cambio, supuestamente porque, allí, la variabilidad del inverno fue menos severa. Dichos resultados se destacan en un estudio de Perspective de Peter R. Grant.

###


Disclaimer: AAAS and EurekAlert! are not responsible for the accuracy of news releases posted to EurekAlert! by contributing institutions or for the use of any information through the EurekAlert system.